Los precios de los cereales parece que siguen estancados, sin a penas cambios importantes en sus cotizaciones, aunque en las principales Lonjas, como la de León, se empieza a notar algunos descensos de uno incluso de dos euros por tonelada en trigo y cebada. Tal vez por esto, ha sido la propia cebada (que durante todo este 2018 ha sido la que más ha subido su precio hasta situarse casi un 17% por encima del pasado año por estas fechas) la que más ha bajado, mientras que los precios del maíz (que arrastraba descensos leves pero constantes desde hace varias semanas) ha sido la sorpresa al subir levemente.

Una subida muy moderada que, en contra partida, choca con el descenso, también muy moderado, del trigo duro, que era el que había venido dando las únicas alegrías a los productores en las última semanas de cotización. En definitiva, estabilidad en los mercados, sin grandes cambios y a la espera de ver qué sucede en los próximos meses.

Con este panorama, los precios medios del maíz subieron y rompieron la tendencia general a la baja del cereal en los mercados mayoristas durante la semana comprendida entre el 12 y el 16 de febrero, según ha informado este lunes 19 la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

Las cotizaciones medias nacionales fueron las siguientes: trigo blando, 185,06 euros/tonelada (-0,06 %); cebada, 180,55 euros/tonelada (-0,03 %); cebada de malta, 187,00 euros/tonelada (-0,18 %); trigo duro, 215,67 euros/tonelada (estable), y maíz, 175,00 euros/tonelada (+0,06 %).

En comparación con enero de 2017, los precios del trigo blando han subido un 9,41 % y los de la cebada, un 16,87 %.

Por contra, las cotizaciones del maíz y del trigo duro han caído un 0,98 % y un 2,71 %, respectivamente, respecto a enero del año pasado, según los datos recogidos por Accoe.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here