Señalaban esta pasada semana desde la Lonja de León que las fiestas navideñas habían dejado congelados los precios y todo hace indicar que esta situación no solo ha sido en esta provincia, sino en toda España, ya que los precios mayoristas de los cereales, sin apenas movimiento, se mantuvieron sin variaciones o registraron leves bajadas, no mayores del -0,1 %, en la primera semana de 2019 respecto a la última de 2018, según ha comunicado la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

En concreto, la cebada, que lleva ya un tiempo perdiendo cotización aunque de una forma muy moderada, ha retrocedido en los mercados mayoristas un 0,19 %, al situarse su precio medio en los distintos mercados mayoristas en 191,76 euros/tonelada, con un máximo de 208 €/t en el mercado de La Coruña.

Por su parte, la cotización del trigo blando ha quedado fijada en 202,03 €/t (-0,03 %), una cifra que en Girona y Barcelona llegaba hasta los 219 €/t, mientras que el trigo duro (204,5 €/t) y la cebada malta (201,5 €/t) repiten el precio de la última semana del año.

El maíz, de acuerdo a los datos de Accoe, se ha pagado en los mercados mayoristas estos primeros días de 2019 a 202,03 €/t (-0,03 %).

Una situación de ‘impasse’ en los precios que o sorprenden a los expertos, especialmente por las fechas en la que ocurre, ya que se asume que el mercado está sin apenas movimiento como consecuencia de la bajada de consumo que se produce todos los años por estas fechas, entre otras cuestiones, por la matanza de los cerdos.

Igualmente, de forma paralela, el vacuno y ovino además ya comen hierba del campo, tan solo “se les ayuda con un poco de paja o forraje”. Esto se debe a que las últimas lluvias en Extremadura, unido a las altas temperaturas, provocaron que la hierba creciera muy deprisa, “dando un gran alivio al ganadero”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here