Los precios de los cereales parece que se asientan esa tendencia alcista que se ha ido imponiendo desde hace algunas semanas en los mercados mayoristas, aunque ahora está siendo la cebada (como hasta hace bien poco lo fue el trigo duro) el que no acaba de arrancar y acumula ligeras bajadas en sus cotizaciones.

El miedo a los efectos de la sequía y las previsiones (la última en Andalucía ante el inicio de la siega) nada halagueñas que coinciden en señalar una fuerte caída de la producción, aunque puede tener un buen nivel de calidad en determinadas zonas, vienen determinando los precios en las últimas semanas a la espera de comprobar si las predicciones aciertan.

Así, durante la semana comprendida entre el 22 y el 26 de mayo sólo los precios de la cebada bajaron en los mercados mayoristas, según ha informado este lunes 29 la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

Las cotizaciones medias nacionales de los cereales fueron las siguientes: trigo blando, 180,91 euros/tonelada (+0,09 %); cebada, 166,61 euros/tonelada (-0,28 %); cebada de malta, 168,67 euros/tonelada (+0,29 %); trigo duro, 204,50 euros/tonelada (estable) y maíz, 182,06 euros/tonelada (estable).

Pese a estos últimos repuntes producidos por la fuerte sequíua y el daño añadido provocado por algunas de las heladas pasadas, respecto a enero de 2017, los precios del trigo blando han subido un 6,95 %; los del maíz un 3,02 % y los de la cebada un 7,85 %; por el contrario, el trigo duro ha bajado un 7,75%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here