La Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado de Huelva, que representa a los regantes del entorno de Doñana, ha mostrado su decepción con la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, por haber “incumplido” su promesa de que el trasvase de 4,99 hm3 llegara a todos sus beneficiarios.

“El pasado mes de septiembre, la entonces ministra en funciones anunció en pleno corazón de Doñana, la finca de los Mimbrales, ante una representación de esta Plataforma y los medios de comunicación que la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) estaba solucionada, algo que no ha ocurrido”, ha lamentado a través de un comunicado el presidente de la Plataforma, Cristóbal Picón.

A pesar de que “dijo en Almonte que el agua del trasvase llegaría para todos sus beneficiados”, ha insistido Picón, hay 366 hectáreas que no reciben agua, pese a haber sido reconocidas en el proyecto inicial y ser todas de regadío según marca el Plan Especial de los Regadíos de la Corona Norte de Doñana, lo que supone que una gran cantidad de agricultores “se están enfrentando a una nueva campaña sin garantías de agua de riego, a pesar de las promesas que nos daban tranquilidad para toda la temporada”.

“No sólo nos han mentido con la DIA, sino que tampoco han llegado las concesiones de agua para la Comunidad de Regantes Condado”

Según ha explicado el presidente de la Plataforma, esas hectáreas que no tienen agua superficial por la problemática con la DIA “han sido plantadas porque recibimos el compromiso del Gobierno central de que ya estaba todo solucionado y que era cuestión de días”.

“Pero no sólo nos han mentido con la DIA, sino que tampoco han llegado las concesiones de agua para la Comunidad de Regantes Condado, cuando dijeron que estarían disponibles esta campaña”, ha expuesto Picón.

Por este motivo, “los agricultores del Condado se sienten engañados por la Administración y la clase política”, motivo por el que la Plataforma está coordinando la celebración de asambleas para informar al resto del sector de la situación que atraviesan estos agricultores y poder cerrar la fecha de una manifestación frente a la sede del PP en la capital.

“La situación es muy grave”, ha explicado Picón, que ha añadido que “los nervios de los afectados van subiendo de tono cada día sin que recibamos una solución”.

La época “más dura” llegará cuando acaben las lluvias y suban las temperaturas, a partir del mes de marzo, “cuando no habrá agua para regar y estos agricultores volverán a vivir una situación desesperada”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here