Decenas de miles de agricultores y regantes de la Región de Murcia, Alicante y Almería se han manifestado este miércoles 13 en Murcia para exigir soluciones ante la falta de agua y han asegurado que no dejarán de protestar, “aunque lluevan calderos”, hasta que haya una “solución definitiva” y a largo plazo para ese problema.

Así lo ha proclamado, al inicio de la marcha, Lucas Jiménez, el presidente del Sindicato de Regantes del Tajo-Segura y del llamado Círculo por el Agua, convocante de la protesta e integrado por representantes de agricultores y regantes de los tres territorios.

Enfado porque la CH Segura no garantiza que vaya a haber agua, pero sí que les cobrarán las tarifas previstas

Jiménez ha lamentado, megáfono en mano, que el presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura, Miguel Ángel Ródenas, con quien se reunió a primera hora, “ha manifestado dudas en todo lo que se refiere a la posibilidad de traer agua a nuestros cultivos y solo ha estado seguro en una cosa, en que va a cobrar sí o sí la tarifa a los ciudadanos almerienses, alicantinos y murcianos por un agua que no vamos a recibir”.

Por ese motivo, ha exigido al delegado del Gobierno, Francisco Bernabé, con quien se ha reunido al término de la protesta, el cese de Ródenas y también del comisario de aguas y el secretario general de la CHS.

“No voy a parar de dar la murga, aunque lluevan calderos, hasta que no haya una solución definitiva para el agua para el Levante español”, ha asegurado, y ha insistido en que la soluciones deben ir más allá del corto plazo, puesto que, si se logra salvar la dura situación actual, en cinco años volverá a ocurrir algo similar.

La manifestación, en la que han participado -según los organizadores- unas 20.000 personas, entre ellas el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, y su gobierno; el secretario general de los socialistas murcianos, Diego Conesa; y el expresidente Alberto Garre, entre otros, ha recorrido el centro de Murcia desde la plaza Fontes, donde se ubica la CHS, hasta la Delegación del Gobierno, donde el meteorólogo Paco Montesdeoca y la periodista Rosa Roda han leído un manifiesto en el que han reiterado la exigencia de soluciones ante esta “situación extrema”.

“No queremos medidas para ganar elecciones, sino para que los hijos de los regantes, dentro de 30 ó 50 años, puedan mantener sus explotaciones”

Así, han pedido que se garanticen los caudales del trasvase Tajo-Segura, se faciliten los trámites para agilizar las cesiones de derechos entre cuencas, se maximice la producción de las plantas desaladoras, se modernicen todos los regadíos y se apliquen tarifas justas, no solo para los regantes, sino también para el consumo doméstico e industrial.

La manifestación, que ha concluido con el reparto de cítricos y hortalizas, ha estado secundada por numerosos representantes de todos los partidos políticos del arco parlamentario regional, incluido el presidente de la comunidad autónoma, Fernando López Miras, y buena parte de su equipo de Gobierno.

En declaraciones a los medios, López Miras ha insistido en que su gente son los regantes porque son el motor económico de la región y, por lo tanto, les acompaña en sus reivindicaciones de lograr la gestión del agua desde un “modelo de estado” que garantice su suministro, al igual que ocurre con la energía.

“No queremos medidas para ganar las siguientes elecciones, sino para que los hijos de los regantes, dentro de 30, de 50 años, puedan mantener sus explotaciones y negocios”, ha insistido.

Para el portavoz del PSOE en la Asamblea Regional, Joaquín López, la reivindicación de los agricultores es “justa y de región” porque “los agricultores y el campo necesitan agua”, por lo que hay que exigir “medidas urgentes al Gobierno de la nación” porque “el campo se seca”, y ha opinado que la solución es establecer una correcta planificación de los recursos ultimando el pacto regional del agua “sin partidismos”.

Por su parte, la diputada de Podemos María Giménez ha recalcado también su apoyo a los trabajadores del campo murciano y ha lamentado la participación del PP en la protesta porque, a su juicio, es su Gobierno el que ha generado este problema creando “expectativas imposibles y una gestión hídrica imposible”, frente a la propuesta de Podemos de apostar por otro modelo de gestión que impulse la desalación.

En cuanto a Ciudadanos, su portavoz parlamentario, Miguel Sánchez, ha insistido también en el apoyo de su partido a los agricultores en este “acto de unidad de todos los murcianos”, pero ha pedido que la unidad se muestre también en Madrid ya que el PP votó en contra la pasada semana en el Congreso de las enmiendas del partido naranja en contra del “tasazo”, una enmienda que presentarán de nuevo en el Senado, ha dicho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here