La UNIÓ de Llauradors ha dado la voz de alarma. Sólo en el mes de octubre se produjo un total de 19 interceptaciones de cítricos sudafricanos en la Unión Europea con plagas de cuarentena: 13 en naranjas, 2 en limones y 1 en mandarinas. De todas esas, 15 corresponden a la Phyllosticta Citricarpa, el hongo que provoca el temible Citrus Black Spot o Mancha Negra y 1 a la polilla de la Thaumatotibia Leucotreta.

Este hecho, ha provocado que sean los mismos exportadores sudafricanos quienes hayan decidido paralizar sus propias operaciones para evitar males mayores en la próxima campaña. La UNIÓ critica que “sean ellos quienes paralicen sus exportaciones antes que las propias autoridades comunitarias, a pesar de tener pruebas y confirmaciones evidentes de las plagas en aquél país como consecuencia de las reiteradas interceptaciones”.

Hasta el pasado mes de octubre se habían detectado 37 interceptaciones de envíos de cítricos sudafricanos con plagas en territorio de la Unión Europea. En todo 2016 fueron 21, 44 en 2015 y 53 en 2014; por lo que los datos de este año indican que “los sudafricanos han vuelto a las andadas”.

Ni Sudáfrica ni la UE están haciendo gran cosa para evitar la salida o entrada de cítricos con plagas

La organización señala que los exportadores sudafricanos cerraron en octubre sus exportaciones, justo en un momento en el que ya tenían la campaña prácticamente finalizada y no fue la Comisión Europea, pese a la evidencia. Este hecho ya había ocurrido en 2014 y 2015, por lo que esto hace pensar que ni Sudáfrica ni la UE están haciendo gran cosa para evitar la salida o entrada de cítricos con plagas, pese a las denuncias que el sector viene haciendo desde hace años.

Por su parte, LA UNIÓ de Llauradors solicitó hace unas semanas que se incluyeran los cítricos en la Lista Europea de Vegetales de Alto Riesgo, contemplada en el artículo 42 del Reglamento europeo 2016/2031 sobre medidas de protección contra plagas de los vegetales, sin embargo siguen fuera de ella.

La petición de LA UNIÓ se fundamenta en el largo historial de interceptación de organismos nocivos para los cítricos procedentes de terceros países y el volumen importado, más de 2 millones de toneladas, con origen de países con plagas de impacto grave.

Los cítricos de Sudáfrica entran en la Unión Europea, tras el acuerdo de junio de 2016, sin aranceles desde el 1 de junio hasta el 30 de noviembre (anteriormente hasta el 15 de octubre). El acuerdo también contempla la reducción progresiva de aranceles de entrada a la UE hasta que en 2025 desaparezca la obligación de pagar derechos de entrada al mercado comunitario.

“La UE desmonta progresivamente la protección arancelaria y en consecuencia debería realizar una protección fitosanitaria, pero nos pide a los agricultores europeos ser competitivos y nos quita nuestras herramientas de defensa para entregárselas a los grandes exportadores de países terceros”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here