La Denominación de Origen Protegida (DOP) “Vino Madeira” se ha hecho un hueco en el mercado internacional, sobre todo en Francia y Estados Unidos, gracias a una marca de este vino, denominada “Madeira Vintners”, que destaca porque toda su elaboración depende exclusivamente de doce mujeres.

La iniciativa surgió en 2012, cuando un grupo de mujeres -enólogas, ingenieras agrónomas o economistas- decidieron crear la nueva marca bajo el paraguas de la DO Vino Madeira, que es un tipo de vino licoroso (parecido al Jerez pero no tan fuerte) muy apropiado para el aperitivo o el postre.

El primer vino lo lanzaron en 2016 ya que, al ser licoroso, ha de estar en barrica en proceso de envejecimiento durante, al menos, tres años, según explicó hoy a EFE una de las responsables de “Madeira Vintners”, Suzanne Pedro.

El vino ha sido también distinguido a nivel europeo como modelo emprendedor a seguir

Tras la buena aceptación que tuvo en el extranjero -incluso fue distinguido en los XXIII Premios Mezquita de la ciudad española de Córdoba-, mañana, 8 de marzo, coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, este grupo de viticultoras presentará su nuevo vino en Funchal, capital del archipiélago luso de Madeira.

“Se trata de un vino envejecido durante los últimos cinco años”, dijo a EFE la responsable de ventas de la marca, Gabriela Pestana.

Otra de las novedades es que tiene la graduación mínima que permite la DO Vino Madeira, 17 grados, y que, al ser licoroso, se presenta en cuatro variedades: dulce, semi-dulce, seco y semi-seco.

Está elaborado con dos variedades del archipiélago portugués, tinta negra (60 %) y complexa (40 %), y el precio de lanzamiento en el mercado rondará los siete euros, según Pestana.

El vino, producido por esta docena de mujeres, ha sido también distinguido a nivel europeo como modelo emprendedor a seguir, por lo que ha recibido importantes ayudas para el proceso de internacionalización, ya que fue galardonado en los Premios Europeos de Promoción Empresarial.

Se enmarca en la DOP Vino Madeira, una variedad de licoroso muy exclusiva, ya que tan sólo existen 400 hectáreas en todo el archipiélago con uvas aptas para dicho caldo.

las variedades seco y semi-seco de su vino “maridan muy bien con el sushi”

Por lo general, las variedades más generalizadas para su producción son la malvasía (para el dulce), boal (semi-dulce), verdejo (semi-seco) y la sercial (seco).

“Hay, incluso, otra variedad de uva denominada terrantez, pero que es muy escasa”, apunta Pestana.

La marca “Madeira Vintners” lanzada por este grupo de mujeres se ha convertido en la única que se ha creado en los último 80 años bajo el paraguas Vino Madeira.

Este tipo de vino licoroso se elabora en el archipiélago desde hace “al menos, cinco siglos”, explicó Gabriela Pestana.

Sin embargo, este grupo de mujeres quiere darle un “toque innovador” para abrirse a todos los mercados posibles. Tras ser catado por muchos expertos, Pestana explicó que las variedades seco y semi-seco “maridan muy bien con el sushi”.

La Denominación de Origen vinícola de Madeira, que a lo largo de los siglos se ha convertido en uno de los iconos del archipiélago, juega un papel importante en la economía de la región y, además, se usa como ingrediente de numerosos platos típicos.

Su historia va de la mano del descubrimiento de Funchal, en el año 1419. Las primeras cepas llegaron desde Grecia y a lo largo del siglo XV también se plantaron las cuatro cepas más generalizadas: malvasía, boal, verdejo y sercial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here