La Comunidad de Madrid ya ha preparado un fondo de dos millones de euros para hacer frente al primer caso de xylella fastidiosa en un olivo de esta Comunidad y de la península. Una partida que se destinará tanto a las labores de erradicación de la zona afectada como a las indemnizaciones, entre las que se incluye el lucro cesante, uno de los caballos de batalla de los productores de almendra afectados en Alicante por esta plaga.

“Lo primero es reducir el riesgo de propagación en Villajero de Salvanés y acto seguido comenzar elaborar una orden de indemnizaciones para los afectados”: 8 productores -con un techo de 300 olivos- y 4 viveros; según explicaba a Efeagro el consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Pedro Rollán, quien avanzó la declaración inicial de emergencia de hasta dos millones de euros. “Se calcula que por cada foco de actuación son 520.000 euros; con esta dotación, que esperamos que no haya que utilizar, podríamos hacer frente hasta a cuatro focos distintos”, añadió Rollán.

Se procederá al arranque de todo el olivo afectado en un radio de 100 metros y una zona tampón en 500 metros alrededor del positivo

Las indemnizaciones son tanto para los costes de los árboles como para el lucro cesante, dado que las medidas a tomar tendrán consecuencias económicas para los productores y los viveros.

Tanto el olivo afectado, como los situados en un radio de 100 metros, han de ser arrancados y eliminados; en 500 metros a la redonda del ejemplar que ha dado positivo se harán tratamientos fungicidas y se realizarán inspecciones y controles en un área de cinco kilómetros (zona tampón).

Según detalló Rollán, tras recibir la comunicación del positivo, en 24 horas “se organiza un gabinete de seguimiento y una mesa técnica para informar a todos los responsables y contar con todos, y que haya una participación directa en un clima de confianza y colaboración”.

“Nos reunimos con el sector, más los científicos del Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Agroalimentario (Imidra), los directores de la consejería, el Seprona, porque todos tenemos que cumplir un protocolo muy estricto”, precisó.

Rollán apuntó que también se ha hablado con alcaldes de la zona del radio de 100 metros del foco y de los 5 km, con los productores afectados y con las consejerías de las comunidades autónomas limítrofes, “con total transparencia y colaboración”.

El consejero madrileño avanzó que en los trabajos para la orden de indemnizaciones se celebrará una reunión con la Consejería de Hacienda la próxima semana, en la que se deberá concretar si se reconoce o no ese lucro cesante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here