El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente se ha comprometido a trabajar en tres Reales Decretos para luchar contra la tuberculosis bovina, aunque la totalidad de las medidas no estará operativas hasta el 2018, lo que ha sido criticado por la UPA, que se ha reunido con el Director de Sanidad en la Producción Agraria, Valentín Almansa, este miércoles 26. Un encuentro en el que la organización ha querido trasladar al responsable del Ministerio la necesidad de establecer “soluciones urgentes” para acabar con la enfermedad y para exigir que estos decretos sobre tuberculosis bovina se agilicen.

El primero de los decretos sobre tuberculosis bovina, que se prevé que salga a finales de este mismo año, incidirá en la vigilancia sanitaria de las especies cinegéticas, al considerar que es necesario unificar criterios para la toma de muestras en las distintas Comunidades Autónomas en las que se ha detectado la enfermedad para conocer el estado sanitario de la cabaña cinegética a nivel nacional.

UPA-UCE: “las Administraciones están muy relajadas mientras cerramos explotaciones” y espera que los plazos de los decretos sobre tuberculosis bovina se reduzcan

A mediados de 2017 el Ministerio tiene previsto sacar otro Real Decreto para regular a nivel nacional el tratamiento de los SANDACH (Subproductos de origen Animal No Destinados A Consumo Humano) tras las cacerías y monterías, con el objetivo de reducir el contagio entre especies ganaderas y cinegéticas.

DECRETOS SOBRE LA TUBERCULOSIS BOVINA 2“Pero de los decretos sobre tuberculosis bovina el que más incidencia tendría en la erradicación de la enfermedad, que es el que afecta al control sanitario en los cotos, no tienen previsto sacarlo hasta 2018”, denuncia el secretario de UPA-UCE Extremadura, Ignacio Huertas, que añade que “es demasiado tarde para los ganaderos”. Según el secretario general de UPA-UCE, “las Administraciones están muy relajadas mientras estamos cerrando las explotaciones” y espera que los plazos se reduzcan para que pueda mantenerse la actividad ganadera en la región.

En el encuentro, UPA ha pedido al director general de Sanidad de la Producción Primaria, Valentín Almansa, que establezca indemnizaciones justas para los casos de sacrificio de animales como consecuencia de los saneamientos oficiales por la tuberculosis. En una reunión celebrada en el Ministerio de Agricultura, también han planteado un plan de vigilancia de la fauna silvestre.

Las campañas de saneamiento ganadero están generando graves problemas a los afectados, aseguran desde UPA. “La presión sobre los ganaderos es altísima”, afirman, “y existen algunos factores ajenos a las explotaciones, tales como la fauna silvestre, que en algunas áreas están influyendo de manera relevante en extender esta enfermedad, produciendo un gran rechazo hacia estos programas.

plantean un plan de vigilancia de la fauna silvestre coordinado entre los distintos territorios y Administraciones

UPA ha denunciado que existen zonas concretas de la geografía española donde la prevalencia de la tuberculosis bovina es alta y donde la interacción entre ganadería extensiva y fauna silvestre también es elevada.

DECRETOS SOBRE LA TUBERCULOSIS BOVINA 3En este sentido, UPA ha planteado un plan de vigilancia de la fauna silvestre coordinado entre los distintos territorios y Administraciones para identificar en qué zonas de la geografía española la fauna silvestre tiene un efecto significativo sobre la incidencia de enfermedades objeto de las campañas de saneamiento, para tomar medidas eficaces correctoras al respecto.

UPA ha demandado además “indemnizaciones justas” para los casos de sacrificio de animales como consecuencia de los saneamientos oficiales de forma que se retribuya la totalidad de la pérdida económica que asume el ganadero. En este sentido, se ha pedido la actualización de los baremos de indemnización y la ampliación del pago de la totalidad de la indemnización a los casos de varios animales afectados en la explotación y no sólo cuando haya vaciado sanitario.

Así mismo, desde UPA se ha solicitado flexibilidad en los movimientos de las explotaciones afectadas a otras comunidades autónomas. Actualmente se pueden realizar movimientos de terneros hasta los 8 meses y dentro de Extremadura hasta el año de vida. Huertas apuesta por liberalizar esta regulación y que el ganado menor de 12 meses pueda moverse a cebaderos de toda España procedentes de explotaciones positivas (se trataría de animales saneados con destino sacrificio, nunca exportación), lo que acabaría con la especulación que existe actualmente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here