Los agricultores tienen unas previsiones pesimistas sobre la actual campaña del maíz, por la repercusión de la sequía, del calor extremo y por los bajos precios con los que temen no cubrir gastos, según han declarado a Efeagro fuentes de las organizaciones agrarias.

Entre las zonas más afectadas por el clima, figuran las del norte, como las cuencas del Miño-Sil y del Duero; por autonomías, resaltan las pérdidas en Castilla y León -la mayor productora- y en algunas zonas de Castilla-La Mancha, según las organizaciones Asaja, COAG y UPA.

En cuanto a la bajada de rendimientos, las organizaciones agrarias hablan de una reducción del 10 o el 15% en esta campaña del maíz.

Se reconoce que el productor se plantea si continuar sembrando maíz u optar por otro cultivo, aunque hay pocas alternativas

“El agricultor no compensa (con los precios) los costes de producción, que se han encarecido, sobre todo por los riegos”, según fuentes de Asaja, que señalan que las cotizaciones figuran entre las más bajas de los últimos 10 ó 15 años.

Ante esta situación, el productor se plantea si continuar sembrando maíz u optar por otro cultivo, aunque hay pocas alternativas, según las organizaciones agrarias.

En medio de este año de calor anómalo, el cultivador de maíz obtiene un pequeño ahorro porque se seca bien y no tiene humedad.

El secretario general de UAGA-COAG en Aragón, José Manuel Penella, explica que en esta autonomía no hay problemas excesivos, pues la mayor parte de las plantaciones están en el margen izquierdo del Ebro (con afluentes de los Pirineos), por lo que hay pocas dificultades al regar.

El representante de COAG recalca la “preocupación general” por los bajos precios, que atribuye sobre todo a la presión por la abundante oferta “en los puertos”, ya que fuera de España las cosechas han sido muy abundantes.

Los aforos de producción tardarán porque aún queda campaña del maíz

El secretario de Agricultura de UPA, Ignacio Senovilla, ha opinado que se trata de una de las peores campañas que se han visto “en mucho tiempo”, al igual que ocurrió en verano con otros cereales, como el trigo o la cebada.

Senovilla ha añadido que Castilla y León es la más afectada por la falta de agua, pues en el sur, como Andalucía o Extremadura, el clima ha repercutido pero “menos”, además de incidir en el hundimiento de los precios.

Los agricultores están a la espera de conocer datos definitivos sobre superficie, mientras que los aforos de producción tardarán porque aún queda campaña.

Según el último avance del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, a fecha del 31 de julio, España tiene sembrada con maíz una extensión de 342.030 hectáreas (-3,2% anual) mientras que su cosecha podría situarse en 3,74 millones de toneladas (-4,3%).

Las últimas estimaciones de la asociación de comerciantes europeos Coceral, difundidas en septiembre, apuntan a un descenso del 5,5% en la producción española de maíz, hasta 3,64 millones de toneladas, en tanto que la cosecha de la Unión Europea (UE) bajará un 2,4%, hasta 59,26 millones de toneladas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here