Los viticultores del Marco de Jerez han dado un serio aviso al Consejo Regulador de la Denominación de Origen y a las propias bodegas, al denunciar que “con la uva al precio de hace 20 años y sin poder cubrir costes de producción, en poco tiempo solo quedarán las 2.500 hectáreas de los viñedos de las propias bodegas”. Con el respaldo de Asaja Cádiz, los productores de Marco se quejan de que tienen “los precios de la uva con DO más bajos de España, que alcanzan hasta un 700% menos que la misma uva en Galicia” y advierten de que “o cambia esta situación o la Denominación más antigua de España se va a quedar si viticultores independientes”.

En una comparecencia con la presencia del presidente de Asaja Cádiz, Pedro gallardo, de su secretario general, Luis Román, y del vicepresidente de la Asociación de Empresarios Viticultores de Cádiz (Asevi), Paco Galán, se ha denunciado que la vendimia que se acaba de cerrar ha contado con unos precios “que no cubre costes, porque se ha pagado la uva a 36 céntimos el kilo, lo mismo que hace 20 años y cuando hace solo diez se pagaba a 0,63”.

Los precios de la uva con D.O. más bajos de toda España y ni un solo joven incorporado y una alcoholera para no depender de otras CCAA

Si esta situación se mantiene, Pedro Gallardo ha advertido de que “si hace unos años había 20.000 hectáreas y ahora solo quedan 6 ó 6.500, en muy poco tiempo solo van a quedar las 2.500 de las propias bodegas. No podemos estar a la cola de toda España. Se nos dijo que se iban a revisar los precios y solo han subido una peseta. El vino para la DO no es rentable y cada vez más viticultores están tirando la toalla y apostando por otras variedades u otros cultivos. Y si nadie lo remedia, esto irá cada vez más a peor”.

Y como prueba de este enfado, han presentado algunos datos sobre el precio de la uva en el Marco. Así la misma uva Palomino se paga en Galicia un 700% más; y en otras DO los precios son igualmente más altos. En La Rioja, un 222-270% más; en Ribera del Duero un 277%; en Cataluña un 39-53% e incluso “en Montilla-Moriles, con todo mi respeto, un 16% más, cuando nuestra Denominación de Origen es, junto al Rioja, la más conocida en todo el mundo. Esto no tiene sentido”, destaca el presidente de Asaja Cádiz.

En la misma línea se ha mostrado el vicepresidente de Asevi, que ha recordado que “yo mismo, como viticultor, estoy recortando mis hectáreas y el problema no es solo mio, sino que 9 familias viven de mis tierras y si lo dejo se tendrán que ir a otro sitio”.

De igual forma ha puesto un ejemplo claro de la situación que se está viviendo. “Ni un solo joven se ha incorporado a los viñedos del Marco en la última convocatoria porque no le ven rentabilidad y además saben que van a estar acotados a unas normas del Consejo Regulador que no ayudan y que están provocando que desaparezca el viticultor independiente y que no se pueda renovar ni las inversiones, ni el parque de maquinaria agrícol,a ni nada de nada”.

Como alternativa, plantean la posibilidad de crear una alcoholera en la provincia, para lo que piden “la implicción de las Administraciones, porque  esto sí es crear una industria y una inversión productora en Cádiz, ya que nos permitiría dedicarle el 100% de la uva de los viñedos de la provincia y no depender de la uva de otras CCAA”.

Por último no han ocultado su enfado con las campaña de promoción del Consejo Regulador. “Menos Sherry Revolution y más presencia de la viña y de todo lo que representa el trabajo del viticultor, porque si las ventas siguen bajando es que no se están haciendo bien las cosas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here