Un nutrido grupo de ganaderos de la zona de Tamames (Salamanca) preocupados por la situación sanitaria de la cabaña ganadera de bovino se reunieron con responsables de la Asociación 19 de Abril. La iniciativa partía de los ganaderos de la zona intranquilos porque un porcentaje muy elevado de ganado ya no está inmunizado frente a la Brucelosis, enfermedad cíclica que puede volver a resurgir.

Otro de los motivos de la reunión, al margen de la brucelosis, era la Tuberculosis. Después de treinta años de campañas de saneamiento las prevalencias están como están en las diferentes Comunidades Autónomas, descensos y repuntes continuados, pudiéndose cuestionar nuestras estadísticas, que son buenas pero que hablando entre ganaderos cuando no puntea un caso en una explotación puntea en otra.

Se intentará buscar una posición común dejando abierta la puerta a que otros ganaderos de otras zonas se unan a esta iniciativa

En el encuentro también se puso sobre la mesa que las insuficientes indemnizaciones por sacrificio obligatorio, así como el reconocimiento que los planes y programas nacionales de que la fauna silvestre tienen un creciente papel como reservorio y transmisor en la Tuberculosis aunque con políticas preventivas diferentes.

Con motivo de estas inquietudes compartidas por todos los ganaderos asistentes, se ha
decidido seguir manteniendo varias reuniones en las que se analizará y abordará la problemática sanitaria y se intentará buscar una posición común dejando abierta la puerta a que otros ganaderos de otras zonas se unan a esta iniciativa.

En este sentido, cabe recordar que los ganaderos de la Sierra Norte de Guadalajara han presentado más de 60 firmas a la Consejería de Agricultura pidiendo medidas de urgencia ante los efectos de tuberculosis bovina, que ha causado el sacrificio de 800 cabezas y unas pérdidas de 2,5 millones de euros desde 2013.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here