Miles de personas ha acudido este domingo en el centro de Madrid a la manifestación para pedir que se detenga “la constante matanza de lobos” y hacer “efectiva y real” la protección de esta especie ibérica y emblemática.

La protesta, convocada por un centenar de organizaciones y partidos conservacionistas como WWF España, Lobo Marley, Ecologistas en Acción, Equo, European Greens o la Alianza Europea para la Conservación del Lobo, ha transcurrido sin incidentes desde las puertas del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, en Atocha, hasta la céntrica Puerta del Sol.

Entre aullidos y bajo el lema Lobo vivo, lobo protegido, varios miles de personas -según los organizadores- han pedido la protección de esta especie emblemática que “sigue perseguida”.

Los manifestantes han portado carteles con imágenes de lobos asesinados en distintas comunidades autónomas, han imitado el aullido de este animal y han voceado consignas a favor del animal como “No está muerto, lo están asesinando” o “Dejad vivir al lobo”.

Los promotores defiende que el lobo es “la joya de nuestra fauna”

“El lobo es la joya de nuestra fauna”, ha señalado a EFE el secretario general de WWF España, Juan Carlos del Olmo, quien ha añadido que su gestión no puede hacerse únicamente “a la carta y a golpe de presión de determinados sindicatos”, y ha lamentado que en este país el lobo viva “una auténtica paranoia administrativa”.

Esta especie, declarada de interés comunitario en la Unión Europea, está estrictamente protegida al sur del Duero, mientras que al norte del río está sometida a la gestión de cada comunidad autónoma, y en Portugal está “total y estrictamente protegido”.

“Queremos que haya una figura de protección homogénea y al mismo tiempo pedimos medidas de apoyo a la ganadería extensiva”, ha señalado Del Olmo, porque el lobo “no es el problema de la ganadería”, ya que apenas “el uno por ciento de las pérdidas de la ganadería se puede achacar” a este carnívoro.

Por su parte, el director de Lobo Marley, Luis Miguel Domínguez, ha lamentado que “el lobo es un animal politizado” y “perfectamente manejable por aquellos que quieren sacar réditos”, por lo que piden que haya un “paraguas legal, sin querer afectar ni mucho menos al mundo ganadero ni a cualquier otro sector”.

La manifestación finalizó con un manifiesto en el que los convocantes han recordado su “continua matanza”

“Queremos devolver al lobo a la sociedad para que deje de ser una fiera desconocida e injustamente tratada a la que se deja en la oscuridad de los despachos de la Administración”, ha añadido.

La manifestación ha finalizado con la lectura de un manifiesto en el que los convocantes han recordado que esta “continua matanza” impide que el lobo alcance un estado de conservación favorable en la mayor parte del territorio español.

Pero además, agrega el texto, “también impide el cambio en el mundo rural hacia un modelo más moderno, donde actividades tradicionales y otras nuevas, como el turismo de naturaleza, contribuyan a la diversidad económica necesaria para traer prosperidad y empleo a las nuevas generaciones”, que están a favor de “una verdadera convivencia con la fauna”.

El manifiesto concluye exigiendo la declaración del lobo como especie estrictamente protegida por ley en todo el territorio español, y el fin inmediato de su caza y de los controles letales de su población.

La Fundación Artemisa recuerda los intereses de los ganaderos y asegura que se ha incrementado el número de manadas

Por su parte, la Fundación Artemisan, que promueve la investigación y la comunicación de la caza, ha lamentado las manifestaciones convocadas este domingo para solicitar la protección del lobo y ha defendido el actual sistema de gestión cinegética del lobo, mediante la caza y el control de población, “que ha permitido que la especie haya incremento notablemente el número de ejemplares -más de un 18%- en los últimos años en España”, según informa la entidad.

Asimismo, ha señalado que es necesario el compatibilizar la conservación de esta especie con los intereses de todas las partes, especialmente, los de la actividad ganadera. En este sentido, la fundación ha apuntado que las concentraciones producidas este domingo “no contribuyen ni al trabajo que se está realizando desde muchas organizaciones para promover una actividad cinegética sostenible en España, ni ayudan a tener un mejor conocimiento del papel que desempeña la caza en el equilibrio del ecosistema”.

Igualmente, ha recordado que, según el último Censo 2012-2014 de Lobo Ibérico realizado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el número total de manadas de lobo en España es de 297, frente a las 250 en 2007.

Además, ha subrayado que la Comunidad Autónoma con mayor número de ejemplares es Castilla y León, que cuenta con 179 manadas (163 exclusivas y 16 compartidas) y registra un crecimiento en los últimos años de más del 20% en el número de lobos, hasta alcanzar en la actualidad más de 1.600 ejemplares. Tras Castilla y León se encuentra Galicia, que contabiliza 84 manadas, de las que 77 son exclusivas y 7 compartidas; seguida de Asturias, con 37 manadas (28 exclusivas y 9 compartidas) y Cantabria, con un total de 12 manadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here