Da la sensación de que los únicos que no se están enterando de que hay una fuerte sequía que está arrasando los cultivos en prácticamente todo el país son el Gobierno y las Comunidades Autónomas. O sí se enteran pero no parecen dispuestas a tomar medidas. Y eso a pesar de que las organizaciones agrarias y Cooperativas Agroalimentarias ya han pedido este jueves 18 un incremento de los presupuestos de las Administraciones para las medidas contra la sequía, en una reunión con el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y las CCAA.

Los representantes de las organizaciones Asaja, COAG y UPA han expresado, en declaraciones a Efeagro, su “decepción” por el resultado de la “mesa de la sequía”, convocada por el Ministerio para repasar los problemas en el campo por la falta de lluvias y otras adversidades climáticas.

Daños importantes en muchas CCAA sobre todo en secano y prealertas en los regadíos ante el estado de los pantanos

Cooperativas Agroalimentarias ha hecho un balance más matizado de la reunión, aunque también ha solicitado más apoyo financiero para costear los seguros.

Castilla y León es la autonomía más afectada por la escasez de lluvias, aunque también hay muchas zonas perjudicadas en La Rioja, Aragón, Castilla-La Mancha, Extremadura o Castilla-La Mancha o incluso Galicia; el sector prevé grandes pérdidas en cultivos y en ganadería por los pastos.

La sequía afecta al secano, pero en algunas zonas de regadío de Castilla-La Mancha y Castilla y León ya hay “prealerta”, en tramos de las cuencas del Duero o del Tajo, según datos analizados en la reunión.

El técnico del departamento jurídico y seguros de Cooperativas Agroalimentarias Jesús Gustrán ha afirmado que “la principal herramienta” para gestionar los riesgos climáticos debe ser el aseguramiento y, por ello, es necesario “reforzar” las partidas de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) destinadas a subvencionar su contratación.

Según Gustrán, los 211 millones asignados para ese fin en el proyecto de PGE para 2017 son “insuficientes”, además de insistir en que las crisis climáticas se van a repetir, por lo que otras medidas pueden ser “parches”, que en la práctica tardan en llegar al bolsillo del productor mucho más que la indemnización por un seguro.

En la reunión, según Gustrán, el Ministerio ha propuesto la posibilidad de subvenciones para obtener avales de la Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria (Saeca) para préstamos, tal y como se aprobó el año pasado con subsectores en crisis como el lácteo o el porcino.

Pero en ese sentido, ha añadido, harían falta ciertas modificaciones de las condiciones, con el fin de que pudieran beneficiarse segmentos como el de los cereales.

Enfado del sector porque las Administraciones no están dispuestas a dar ni un euro a los afectados

Asaja y UPA han lamentado también que los Gobiernos autonómicos, menos La Rioja y Extremadura, no hayan aportado propuestas de soluciones.

Según el vicepresidente nacional de Asaja, Donaciano Dujo, “ni el Gobierno ni las autonomías están dispuestos a aumentar el presupuesto y sin dinero no se hace nada” contra la sequía.

Dujo ha calificado de “catastrófica” la situación en los campos de las zonas afectadas, con la previsión de grandes pérdidas de cosechas, por lo que ha solicitado ayudas directas, entre las que el sector baraja las “de minimis” (aquellas estatales que no hay que notificar a Bruselas).

El coordinador de COAG en Castilla y León, Lorenzo Rivera, ha mostrado su decepción por la reunión, porque el Ministerio “no ha dado nada de nada” y hace falta un mayor esfuerzo ante esta situación “excepcional”.

Ha insistido en la situación dramática en Castilla y León, donde se prevén pérdidas del 40 % de la cosecha de cereal y 800.000 hectáreas dañadas, con mermas en colza o leguminosas, por lo que el Gobierno “no puede dejar sola a la Administración regional” en las ayudas.

UPA ha calificado de “decepcionante” la reunión, en un comunicado, porque “para los agricultores ha quedado claro que el Gobierno no asume su responsabilidad ante la situación dramática”, además de pedir al Ministerio que “rectifique”.

“El Ministerio se ha comportado de forma impresentable; todas nuestras propuestas han sido ignoradas”, según UPA, quien ha solicitado medidas legislativas, fiscales y crediticias, así como ayudas directas para los agricultores, moduladas en función de la intensidad con que sufren la sequía.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here