El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente “estudiará” con el sector medidas para incentivar el cultivo de legumbres, por su valor nutricional como parte de la dieta mediterránea y por su efecto positivo para el medioambiente, según ha informado en un comunicado, además de ser un alternativa para el cobro del pago verde ed la PAC tras los nuevos cambios introducidos por Europa.

Agricultura ha convocado la reunión de la mesa sectorial de cereales, oleaginosas, proteaginosas y leguminosas -con la asistencia de las organizaciones agrarias y otras entidades sectoriales- para analizar la situación del mercado y las respectivas campañas.

La agenda ha estado marcada por la preocupación por el impacto de la sequía y otros fenómenos climatológicos adversos sobre la cosecha de cereales, que tendrá sus efectos en la campaña de comercialización 2017-2018 que acaba de comenzar, según el comunicado.

En la reunión, a la que han asistido las organizaciones profesionales agrarias, así como las asociaciones sectoriales, se han presentado las modificaciones normativas que han tenido lugar en la regulación comunitaria y que afectan, sobre todo, a las superficies utilizadas para justificar el cumplimiento del pago verde de la PAC, en concreto, a las superficies de interés ecológico, para valorar el efecto que dicho cambio normativo pueda tener en las decisiones de siembra de los agricultores.

Además, han acordado las vías para lograr una mayor claridad en la “clasificación homogénea de los cereales, que favorezca los intercambios comerciales y a aquellos productos de mayor calidad”, según la nota.

La producción mundial de cereales bajará un 2,39 % en 2017-2018, según EEUU

Por otra parte, se ha sabido que la producción mundial de cereales se situará en 2.537 millones de toneladas en la campaña 2017-2018, lo que supone una caída del 2,39 % respecto a la temporada anterior, según el último balance agrícola del Departamento de Agricultura de EEUU (USDA, en sus siglas en inglés).

En el caso del trigo, el USDA prevé una cosecha global de 737,83 millones de toneladas (-2,18 %), mientras que las estimaciones de la producción de arroz se sitúan en 483,66 millones de toneladas (estable). En cuanto al maíz, la producción mundial será de 1.036,9 millones de toneladas (-2,99 %).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here