Los precios de los cereales siguieron cayendo durante la semana comprendida entre el 9 y el 13 de abril en los mercados mayoristas, con la excepción del maíz, que es el único que sigue dado alguna alegría al sector, según ha informado la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

De hecho, en la subida del maíz, que ya acumula varias semanas en positivo, se puede deber a dos hechos muy concretos. Por un lado, que aún se está cosechando en algunas zonas y, especialmente, al anuncio del Departamento de Agricultura de EEUU (USDA, en sus siglas en inglés) que ha situado en 2.562,23 millones de toneladas la producción mundial de cereales para 2017-2018, en su último informe mensual, lo que supone una caída del 1,51% anual y una rebaja del 0,18% respecto al balance de marzo. Sin embargo, en el caso del maíz, prevé 1.036,07 millones de toneladas (1.041,7 millones en marzo), con un retroceso del 3,6 % en comparación con la campaña 2016-2017, lo que está beneficiando a los productores a nivel nacional.

Las cotizaciones medias nacionales de cereales fueron las siguientes: trigo blando, 186,15 euros/tonelada (-0,05 %); cebada, 181,79 euros/tonelada (-0,27 %); cebada de malta, 187,50 euros/tonelada (-0,26 %); trigo duro, 203,60 euros/tonelada (-2,7 %), y maíz, 180,39 euros/tonelada (+0,25 %).

En comparación con enero de 2017, los precios del trigo blando han subido un 10,05 %; los de la cebada, un 17,68 %, y los del maíz un 2,07 %.

Por el contrario, las cotizaciones del trigo duro han bajado un 8,15 % en comparación con enero del año pasado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here