El balance del primer año de aplicación del Código de Buenas Prácticas Mercantiles ha resultado muy positivo para Asaja, “puesto que se han afianzado las bases sobre las que se sustenta y se han ampliado el número de entidades -78 en la actualidad- que se comprometen con las buenas prácticas mercantiles en la contratación alimentaria”. Sin embargo aún queda mucho camino por recorrer para acabar con las prácticas desleales y la banalización de los productos agrícolas por la distribución.

Un claro ejemplo de este tipo de prácticas desleales lo ha detectado Asaja Sevilla y Asociafruit en el centro de Carrefour Camas Aljarafe de la provincia de Sevilla, donde se ofrecen naranjas de variedad Navelina de categoría I a un precio de venta público de 0.30 €/kg. “Dicho precio supone, sin duda, una clara banalización de un producto de calidad y los sitúa muy por debajo del umbral mínimo de rentabilidad para los agricultores”, tal y como se refleja en sendos estudios elaborados en el año 2009 que adjuntamos (Estudio de la Cadena de Valor y Formación de precios del Sector Citrícola del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino y Estudio de Costes y Márgenes Comerciales en el Sector Citrícola de la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía).

Para ambas organizaciones, este tipo de “estrategia comercial” atenta contra “la coyuntura actual del mercado citrícola y puede provocar perjuicios en una campaña, que reúne hasta la fecha, y a pesar de no pocas dificultades, todos los rasgos objetivos para poder resolverse en términos razonables para todas las partes o eslabones que intervienen a lo largo de toda la cadena alimentaria”.

Como primer paso, ASAJA-Sevilla y Asociafruit han trasladado estas prácticas a la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), al entender que se podría estar incumpliendo preceptos de la Ley 12/2013 de medidas para mejorar el funcionamiento de la Cadena Alimentaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here