La organización agraria UPA ha analizado la nueva normativa de la PAC y ha pedido a las Administraciones que pongan los medios necesarios para evitar los fallos informáticos que “campaña tras campaña” hacen que el proceso de solicitud de las ayudas de la Política Agraria Común (PAC) sean “una tortura”. Sobre la figura del agricultor activo, “desde UPA exigimos al Gobierno que no rebaje ningún criterio a la hora de establecer quién puede ser beneficiario de ayudas”.

Así lo ha indicado UPA, después de que el Consejo de Ministros aprobara el pasado viernes diferentes modificaciones de la normativa de la PAC en España, incorporando así al ordenamiento jurídico la nueva reglamentación comunitaria.

“Por desgracia el plazo real de la normativa es mucho menor ya que las aplicaciones informáticas no están listas hasta marzo”

Ha recordado que la normativa aprobada entra en vigor a partir del 1 de enero, es decir de la próxima campaña de la Política Agraria Común (PAC).

Sin embargo, ha especificado que, a pesar de los plazos que aparecen en la normativa (del 1 febrero al 30 abril), “por desgracia el plazo real es mucho menor ya que las aplicaciones informáticas no están puestas en funcionamiento normalmente hasta bien avanzado el mes de marzo”.

“Es necesario reclamar a todas las Administraciones que pongan los medios necesarios para que en la fecha indicada todo esté disponible para que los agricultores y ganaderos puedan hacer la solicitud”, ha añadido la organización agraria, en referencia a los fallos informáticos que padecen en cada campaña.

Por otro lado, respecto a la incorporación de jóvenes agricultores, “es necesario apostar de manera más clara por mecanismos que permitan un rejuvenecimiento del sector”.

Para UPA, “desde el punto de vista práctico, en la PAC de 2018 se introduce como elemento más destacado la prohibición de utilización de productos fitosanitarios en las zonas declaradas como EFAs (zonas ecológicas)”.

Existe preocupación en UPA por algunas de las medidas de la normativa de la PAC que se van a tomar de cara al próximo año

“Sin duda este condicionante supone una gran incertidumbre sobre su efecto en la superficie sembrada de cultivos fijadores de nitrógeno” y “esta preocupación ya la transmitimos, antes de su aprobación, a la ministra”, ha remarcado.

También ha destacado que en la nueva normativa de la PAC “se prohíben desde el año 2018 determinadas prácticas en la gestión de estiércoles y purines, como la aplicación con sistemas de plato o abanico o con cañones”.

En concreto, el Consejo de Ministros del pasado viernes actualizó cuatro Reales Decretos sobre la aplicación de los pagos directos a la agricultura y la ganadería, y otros regímenes de ayuda, así como sobre la gestión y control de los pagos directos y de los pagos al desarrollo rural.

También se modifica la asignación de derechos de régimen de pago básico de la Política Agrícola Común; el sistema de información geográfica de parcelas agrícolas y las normas de la condicionalidad de la política agrícola común, para la campaña 2018.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here