La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila exige, soluciones de inmediato, y a la vez está informando a los perjudicados de la posibilidad de recurrir a la vía judicial ante las diferentes sentencias que han dado la razón a los ganaderos en cuanto a la insuficiente indemnización que reciben, por parte de la administración regional.

Esta vez otra lobada con residencia en la comarca de Alberche-Pinares ha hecho de las suyas. Ha sido más en concreto en Peguerinos donde un ganadero se ha enfrentado a la visita de los cánidos. En esta ocasión han sido dos terneros quienes han muerto a consecuencia de las dentelladas de estas alimañas. De hecho, ha asegurado el ganadero, de uno de ellos tan solo ha quedado el esqueleto.

Ante este suceso, que no será el último del año, la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila se pregunta si “la Junta está tomando el pelo a los ganaderos, que están viendo cómo día a día la cabaña ganadera se está mermando a consecuencia de alimentar ellos a los lobos. No es de recibo que al menos cada dos días, los trabajadores del campo tengan que desayunar con sangre, vísceras o esqueletos de sus animales”. Es al menos una de las reflexiones que lanza el dirigente agrario, quien ahonda, sentirse al lado del trabajador del campo, porque al fin y al cabo, el sustento de las familias y el porvenir del medio rural vienen de la mano de la ganadería.

“La Justicia está fallando a favor del ganadero, estimando íntegramente las valoraciones económicas de las pérdidas sufridas”

ASAJA por este motivo y ante la callada por respuesta por parte de la Junta está realizando una serie de sesiones informativas con los ganaderos para plantearles distintas propuestas. Y es que recuerdan desde los servicios técnicos de la organización agraria que ya hay sentencias firmes que se ponen al lado del ganadero, en cuanto a que las indemnizaciones, que reciben por parte de la Junta por las pérdidas ocasionadas por los lobos, son insuficientes. En concreto, ahora, lo que se abre es el horizonte de la vía judicial para reclamar todas las pérdidas que el lobo ocasiona cada vez que ataca al ganado, según subraya el presidente provincial de ASAJA, Joaquín Antonio Pino.

Asevera además que “el acta que levanta la guardería forestal de la Junta de Castilla y León es el elemento probatorio de que el ataque ha sido perpetrado por el lobo y la demanda se basa en el informe pericial veterinario que detalla todas las pérdidas, tanto directas como indirectas (lucro cesante) que tenemos”.

“La Justicia, actualmente, está fallando a favor del ganadero, estimando íntegramente las valoraciones económicas de las pérdidas sufridas que certifican los informes periciales veterinarios, lo cual viene a poner de relieve que las indemnizaciones establecidas por la Junta de Castilla y León en sus baremos se alejan mucho de la pérdida real que sufre el ganadero”, ha añadido en su defensa de recurrir a la vía judicial.

Desde ASAJA recuerdan que aquellos interesados en ejercer su derecho ante la vía judicial pueden ponerse en contacto con los técnicos de la Organización y la Letrada Elena Conde, quienes les indicarán los pasos a seguir y les proporcionarán información más detallada. Por último han indicado, que al menos, se pueden reclamar los ataques ocasionados por el lobo en el último año y éstos se pueden acumular en una única demanda.

No obstante, desde la OPA ponen de manifiesto que la Junta debe ponerse manos a la obra, porque el hambre de los lobos es cada vez mayor, y el suculento plato son las ganaderías de Ávila. Exigen soluciones de inmediato para abatir con celeridad los ejemplares de lobo autorizados aún pendientes, y que debido a los ataques de lobo diarios se autoricen más como reiteradamente ha solicitado ASAJA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here