La Unión de Campesinos de Valladolid (UCCL Valladolid) ha querido trasmitir la inseguridad que se está generando en el medio rural tras el incremento de robos en el campo que ha estado ligado al inicio de la campaña de riego en la provincia de Valladolid y exige más medios para proteger los bienes en el medio rural. Como ejemplo señala que una misma explotación agrícola ha sido víctima de cuatro ataques de robos en menos de dos meses.

Esta organización advierte que, a pesar del Plan Roca, el medio rural sigue siendo un terreno “abonado” para el pillaje y los continuos robos. Dicho Plan “tiene mucho de propaganda y apariencia, pero muy poco de efectividad”, lamenta la organización. Los robos en las dispersas explotaciones agrarias y en los propios cascos urbanos de los pequeños municipios siguen disparados, siendo en muchos casos en almacenes, establecimientos e incluso en viviendas.

Muchas veces, Las cantidades sustraídas no son excesivas, pero los daños que provoca a los agricultores son cuantiosos

Las zonas que más robos están sufriendo en la provincia de Valladolid es la Comarca de Peñafiel y el Valle de Hornija, donde una misma explotación agrícola ha sido víctima de cuatro ataques de robos en menos de dos meses. Los ladrones están sustrayendo sobre todo gasóleo y baterías, así como utensilios empleados para el riego.

Las cantidades sustraídas no son excesivas, pero los daños que provoca a los agricultores son cuantiosos, y genera una gran inseguridad que frena la inversión del sector agrario en aras de profesionalizar el sector agroganadero.

“Es lamentable que el medio rural siga tan desprotegido” apunta la organización, y más allá de los grandes presagios del famoso Plan Roca, la realidad en el medio rural es que cada vez se cierran más cuarteles y se destina menos personal para vigilar y proteger al medio rural.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here