La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ha mostrado su oposición a la macrogranja con 20.000 vacas que una empresa pretende construir en el pueblo de Noviercas, en la provincia de Soria. “Ese no es el modelo que queremos para la ganadería española”, aseguran desde UPA, organización que afirma que “cientos de explotaciones familiares cerrarían” de instalarse la que sería la mayor explotación de vacuno de leche de Europa.

La organización de ganaderos UPA ha manifestado su “rotunda y contundente” oposición al proyecto “Cooperativa Valle de Odieta” que trata de instalar la mayor granja de vacas de leche de Europa en un pequeño pueblo de Soria: Noviercas, con 166 habitantes. UPA ha asegurado estar en contra de “un modelo de macroexplotación industrial, intensiva e insostenible”.

UPA pedirá el apoyo de toda la sociedad para frenar la macrogranja como se ha hecho en francia

De seguir adelante, en opinión de la organización agraria, este proyecto “destruiría cientos de granjas y miles de empleos en explotaciones de toda Castilla y León y del resto de España”, por lo que desde UPA ya se ha reclamado al Ministerio de Agricultura que “sea consciente” del modelo que pretende impulsar esta macrogranja e impida su instalación. UPA ha pedido al Mapama un Plan de Ordenación de Explotaciones Lecheras que impida la instalación de este tipo de “ganadería depredadora” más propio de China o Estados Unidos.

Asimismo, consideran que esta macroexplotación llegaría en un momento crítico para la ganadería láctea española, con una crisis de precios sin precedentes y con granjas que año tras año echan el cierre por los desequilibrios de la cadena láctea y los bajos precios que perciben los ganaderos.

UPA ha alertado sobre los problemas medioambientales que acarrearía un “proyecto insostenible” como este, que generaría dos millones de litros de purines al día, o lo que es lo mismo, 200 cisternas diarias.

Los ganaderos ponen el ejemplo de Francia, donde el Gobierno ha impedido la instalación de una granja de mil vacas, para proteger a la inmensa mayoría de los ganaderos, que regentan explotaciones pequeñas y medianas de carácter familiar, precisamente a las que atacaría directamente la macrogranja que quieren instalar en Noviercas.

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos tratará de frenar la macrogranja de Noviercas tejiendo redes y contactos con otras organizaciones, asociaciones y partidos. Ayer mismo, en una reunión con el grupo del PSOE en el Senado, UPA pidió el apoyo de los socialistas en contra de este proyecto. “Los contactos seguirán para frenar este vergonzoso e intolerable proyecto”, han concluido.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here