El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha pedido a los ciudadanos que confíen en la Administración y sus evaluaciones ambientales ante la proliferación de plataformas y colectivos que se están movilizando para frenar la construcción de macrogranjas.

Suárez Quiñones, que ha visitado este lunes 21 mayo en Ólvega la urbanización de la nueva plaza Arbolada y la instalación de un parque infantil, ha reconocido a los periodistas en Castilfrío de la Sierra que existe una preocupación de los ciudadanos hacia las macrogranjas al haber una tensión entre los recursos y empleos que necesita el medio rural y la necesidad de preservar el medio ambiente.

“A lo mejor no son lugares para hacer fábricas de aviones. Y parece que este tipo de industrias son las que más interés empresarial tienen”, ha declarado.

Suárez Quiñones ha señalado que hay que dar oportunidades de empleo al medio rural, pero haciéndolo compatible con la preservación del medio ambiente.

En este sentido ha pedido a los ciudadanos que confíen en la administración “porque cualquier tipo de instalación invasiva que pueda tener afectación al medio natural tiene una evaluación de impacto ambiental y unos trámites con distintos técnicos e informes sectoriales y con una decisión final responsable en la que interviene órganos colectivos y colegiados”.

“Hay que confiar en que todo esto está hecho por funcionarios responsables, que velan por el interés general”

En cuanto a la macrovaquería de Noviercas, Suárez-Quiñones ha señalado que el proyecto está actualmente en información pública, “donde todo el mundo puede hacer alegaciones”, y donde la Junta recabará toda los informes sectoriales de las administraciones y luego tiene que ser dictaminada en la comisión territorial de Urbanismo, antes de la aprobación de su impacto ambiental.

“Hay que confiar en que todo esto está hecho por funcionarios responsables, que velan por el interés general. Y aplicando una normativa muy estricta como la medioambiental europea, que es muy exigente”, ha sostenido.

Suárez Quiñones ha apuntado que, si después de toda esta tramitación, hay una aprobación de la iniciativa es que se puede hacer sin perjudicar a la población y al medio ambiente “y con el beneficio de una industria más y más empleo”. El consejero de Fomento y Medio Ambiente ha asegurado que no ha tenido ningún contacto con los promotores de la macrogranja.

En cuanto a la nueva depuradora de aguas residuales de Soria, Suárez Quiñones ha apuntado que las obras comenzarán cuanto antes ante los plazos que existen para justificar la financiación europea (2023).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here