La organización agraria Asaja Córdoba ha alertado de una oleada de robos de aceituna en el campo cordobés producidos en los últimos días en distintos puntos de la provincia de Córdoba por lo que, una vez más, se vuelve a pedir a las instituciones públicas que se lleven a cabo las actuaciones que sean oportunas con el fin de que se apliquen los medios necesarios para acabar con estos hechos, incluyendo la petición de la Guía Acreditativa del Transporte o Circulación de Productos Agrícolas (Guía Conduce) a las furgonetas y camiones de aceitunas.

Asaja ha mostrado su “preocupación” por la actual situación, por lo que se hace necesario que las fuerzas de seguridad “aumenten los medios en la mejora de la vigilancia en el campo a cualquier hora del día” y que las instituciones públicas se impliquen realmente para “hacer frente a una realidad que perjudica a los agricultores de nuestra provincia”.

Desde la organización agraria, se pide que se cumplan realmente las penas, un endurecimiento legislativo y una mayor eficiencia en la aplicación por parte de los tribunales del Código Penal porque se está viendo que es preciso, ya que los números de robos no dejan de ser constantes en los últimos días.

Estos hechos pueden acarrear consecuencias aún más negativas porque cualquier día puede ocurrir algún incidente más grave, por lo que se hace necesario una intervención rápida y eficaz.

Asaja insiste en que “es importante también un plan de inspección de puntos de compra sospechosos de aceituna robada”

Y es que en el campo se llega a robar de todo como son productos agrícolas, cobre, sistemas de riego, aperos de labranza, maquinaria o abonos; en definitiva, todo lo que pueda venderse. A lo sustraído, hay que sumar los daños en las instalaciones y los estragos en las campañas, porque, por ejemplo, los automatismos de riego no se colocan de un día para otro.

CAMIONES DE ACEITUNAS ROBOS ASAJA 2Por ello, es preciso “seguir avanzando” en la línea que se comenzó con la creación de los Equipos ROCA de la Guardia Civil tras muchos años de reivindicaciones por parte de Asaja y los agricultores, consiguiendo que finalmente se activara esta unidad.

Junto a ello, “es importante también un plan de inspección de puntos de compra sospechosos de aceituna robada y que se siga trabajando para que el Código Penal sea más duro para este tipo de delitos”.

Asaja destaca la necesidad de que los olivareros utilicen la Guía Acreditativa del Transporte o Circulación de Productos Agrícolas (Guía Conduce) para evitar los robos en el campo y que la Guardia Civil la soliciten a las furgonetas y camiones de aceitunas. En este documento, se registra la procedencia y el destino de la mercancía recolectada que se transporta y permite a la Guardia Civil o a la Policía Nacional distinguirla de la mercancía que ha sido sustraída.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here