UCCL ha reclamado más agilidad para resolver las autorizaciones que permita la quema de cunetas y linderos como medida para controlar los topillos, al considerar que en algunas zonas de Castilla y León ciertas medidas de control acordadas por la Junta para combatir el topillo no se están poniendo en macha por retrasos en las autorizaciones.

La organización recuerda que la Consejería de Agricultura y Ganadería acordó llevar a cabo un paquete de medidas para controlar la proliferación de topillos en siete comarcas de Castilla y León, al detectar un incremento demográfico de las poblaciones del topillo campesino. Entre las medidas a aplicar en estas Comarcas se encuentran la quema de cunetas y  linderos y la utilización de un productor rodenticida, medidas adoptadas y publicadas en el Boletín oficial de Castilla y León el 15 de diciembre de 2016.

La UCCL insta a los ayuntamientos a pedir las autorizaciones, porque el plazo acaba el 1 de marzo

Sin embargo, la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) critica el retraso en las resoluciones de autorización de estas medidas y reclama agilidad a la Administración competente para que resuelva las solicitudes de autorización de quema de la cubierta vegetal en vías de dispersión (cunetas, linderos y desagües) realizadas por los ayuntamientos y las Entidades locales como medida de control fitosanitario en la lucha contra el topillo campesino.

Esta organización agraria cree que las medidas de control para combatir la plaga de topillo llegaron tarde y que los problemas ligados a la proliferación del topillo campesino sigue presentes en la comunidad autónoma, sobre todo en aquellas zonas en las que se detectó una alta proliferación (Comarcas de Campos, Pisuerga, Esla-Campos, Sahagún, Tierra de Campos y Campos-Pan y Peñaranda de Bracamonte).

Asimismo la UCCL invita a los ayuntamientos afectados y no que no han solicitado la autorización por desconocimiento que lo hagan a la mayor brevedad posible, porque el plazo para realizar quemas finaliza el 1 de marzo.

UCCL considera que la quema de cubierta vegetal no servirá para nada si cuando tengamos las autorizaciones no se puede quemar porque las condiciones climáticas no son adecuadas y no lo permiten, ya nos hemos comido la mitad del tiempo donde no ha llovido y se ha podido quemar”, por lo que se reclama agilidad para que las medidas puestas en marcha sean efectivas y logren controlar la población de topillos en nuestra comunidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here