El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, no quire esperar para dar una respuesta al nuevo pulso de Donald Trump contra la aceituna negra española y llevará al Consejo de Ministros europeos de Agricultura del próximo lunes la subida de los aranceles, decidida por el Departamento de Comercio Norteamericano.

Así lo han asegurado a Efeagro fuentes del Ministerio, que ha remarcado que el Gobierno “lamenta” la decisión de Estados Unidos (EEUU), que no sólo mantiene los aranceles provisionales establecidos en noviembre de 2017 y enero de 2018, sino que los aumenta de un 21,60% a un 34,75% en total.

Fuentes de la Asociación Española de Exportadores e Industriales de Aceitunas de Mesa (Asemesa) han detallado en un comunicado que, a consecuencia de la investigación antisubvención, se impone un arancel medio a la aceituna negra española del 14,75% frente al 4,47% provisional de noviembre.

La aplicación de nuevos aranceles supondrán en la práctica el cierre del mercado de Estados Unidos para Andalucía

Como resultado de la investigación antidumping, se establece un arancel medio del 20%, frente al provisional del 17,13% determinado en enero. Para la organización, con esta subida arancelaria, “España perderá prácticamente el mercado americano de aceituna negra”.

La reunión de ministros europeos de Agricultura tendrá lugar el próximo lunes, 18 de junio, en Luxemburgo, y en su orden del día están la reforma de la Política Agraria Común (PAC) a partir de 2020 y cuestiones relacionadas con el sector pesquero.

Por su parte, el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha considerado “intolerable” que el Departamento de Comercio de Estados Unidos haya decidido finalmente aplicar un “desproporcionado aumento” de los aranceles a la aceituna negra española, de la que Andalucía es la principal exportadora. Sánchez Haro ha tenido además un primer contacto telefónico con el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, con quien mantendrá una reunión el próximo jueves en Madrid para analizar los graves efectos que estas medidas van a tener, ya que supondrán en la práctica el cierre del mercado de Estados Unidos para Andalucía. Planas, por su parte, le ha trasladado al consejero su “preocupación por la situación y su compromiso con el sector”.

El titular andaluz de Agricultura ha señalado, no obstante, que “todavía no es una decisión firme”, ya que en julio se conocerá el dictamen del Tribunal de Comercio Internacional, “que será quien tenga la última palabra al determinar si existe verdaderamente un daño al sector local de la aceituna norteamericana”. En este sentido, confía que este segundo órgano administrativo “ponga cordura” en una situación que afecta a un sector que en Andalucía genera más de dos millones de jornales y 8.000 puestos de trabajo y reúne más de 16.000 explotaciones con alrededor de 95.000 hectáreas en total.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here