El tema de las macrogranjas sigue en el centro del debate político en algunas comunidades autónomas. Una de ellas es Castilla y León, quien ya protagonizara distintas noticias sobre la propuesta de la macrovaquería de Noviercas y que parece que se está retomando. En esta ocasión, ha sido en relación a las facilidades que estaría dando la Junta a macrogranjas porcinas por lo que el secretario general de Podemos de Castilla y León, Pablo Fernández, la ha criticado, diciendo que fomentar esos macroproyectos en el medio rural es “el antónimo” de la lucha eficaz contra la despoblación.

“Es ilógico luchar contra la despoblación apostando por proyectos de multinacionales extranjeras que van a provocar el cese de negocios autóctonos y el cierre de explotaciones familiares”, ha señalado en respuesta a los periodistas durante una rueda de prensa en Palencia.

Fernández ha reiterado la oposición de Podemos a este tipo de proyectos y a la forma en la que, a su juicio, la Junta de Castilla y León tiende a “decorarlos” con la aprobación de medidas que les dan todo tipo de facilidades y que, según ha dicho, “se aprueban de tapadillo”.

Por eso Podemos presentará todo tipo de iniciativas parlamentarias y de preguntas para frenar las macrogranjas porcinas y macroproyectos que, según ha reiterado, “solo buscan incrementar la cifra de resultados y no van a generar ni riqueza ni empleo, ni desarrollo ni futuro para Castilla y León”.

ESTOS GRANDES PROYECTOS HACEN competencia desleal y provocaN el cierre de cientos de explotaciones familiares

Además considera que “la falsa” promesa de puestos de trabajo con que se presentan tampoco justifica estas “tropelías”, porque hasta los trabajos que van a generar son precarios.

Con todo, ha insistido en que lo que hace la Junta dando facilidades a estos macroproyectos es “la antítesis de pretender luchar contra la despoblación”.

“Nuevamente la Junta de Castilla y León pone una alfombra roja a grandes proyectos, a multinacionales que vienen a nuestra tierra a expoliar el territorio, a socavar el medioambiente y a hacer la competencia desleal y provocar el cierre de cientos de explotaciones familiares”, ha insistido.

En este sentido, ha lamentado que la Junta y su presidente, Juan Vicente Herrera, antepongan los intereses de las multinacionales y entreguen “las llaves de la Comunidad” a grandes empresas que, como ha reiterado, solo vienen a Castilla y León a hacer negocio y cierran cuando su cifra de beneficio no es la que quieren, dejando “despojos, desechos, ruina, miseria y el cierre de explotaciones familiares”.

Además considera que con estas políticas la Junta de Castilla y León demuestra también la falta de apoyo a los proyectos de la tierra y a las explotaciones familiares y la ausencia de ayudas a los agricultores y ganaderos a título principal, que son los que realmente crean empleo y fijan población en el medio rural.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here