Ginés Mena / Efeagro

El precio del aceite de oliva virgen extra se ha beneficiado de nuevos repuntes en los últimos días y superan la barrera de los 4 euros por kilo, cerca de los niveles históricos de agosto de 2015 (4,23 euros por kilo).

La escasa producción en España (1.272.400 toneladas entre octubre y marzo, 9% menos) y otros países mediterráneos y el crecimiento de las exportaciones explican esta fortaleza de las cotizaciones.

El Sistema de Información de Precios en origen (POOLred) recoge del 29 de abril al 5 de mayo un total de 36 operaciones de compraventa entre almazaras y entidades comercializadoras, con 2.560 toneladas y un precio medio de 3.976,39 euros/tonelada.

Por categorías, el virgen extra rebasa actualmente los 4 euros por kilo, el virgen pasa de 3,89 a 3,95 euros/kg en una semana y los lampantes de 3,84 a 3,85 euros por kilo.

Las exportaciones siguen protagonizando las ventas mientras que el mercado nacional se resiente por los altos precios

Por su parte, la federación de almazaras Infaoliva mostraba el jueves 4 que los agentes comerciales salían a comprar vírgenes extra picuales a partir de 3,92 euros por kilo; vírgenes desde 3,87 y lampantes desde 3,82 euros por kilo en adelante.

Las exportaciones siguen protagonizando las ventas de este sector mientras que el mercado nacional se resiente por los altos precios -es habitual encontrar botellas de primeras marcas muy por encima de los 5 euros por litro-, lo que ha dado brío a las ventas de grasas vegetales sustitutivas, más baratas, como el girasol y diferentes refinados de semillas, que están proliferando en los lineales.

Solo en marzo, último contabilizado por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), las 99.000 toneladas exportadas superan en un 40% a la media para este mes, una de las cifras más altas de las últimas campañas, lo que da muestras de la apetencia internacional por un producto ahora escaso y que conserva mayoritariamente España en sus almacenes.

De igual modo, el último boletín de comercio exterior de aceite de oliva, con datos correspondiente a los cinco primeros meses de campaña (septiembre de 16 a febrero de 17), muestra el balance positivo de los envíos fuera de España, con fuertes subidas.

Destacan los incrementos registrados en los volúmenes que se han dirigido a Italia (+69%) y Portugal (+49%) en la UE, respecto a la campaña 2015-16, aunque también destacan las expediciones a terceros países como Brasil (+112%), Australia (+49%) y Japón (+24%).

El mercado norteamericano, el principal fuera de la Unión Europea, mantiene un notable incremento del 29% respecto a las medias, si bien ha descendido ligeramente en relación a la campaña anterior, que fue récord, añade el boletín del Ministerio.

Las existencias, a marzo, suman 893.400 toneladas, que están en poder, sobre todo, de las almazaras

Por su parte, 504.600 toneladas salieron fuera de nuestras fronteras en lo que va de campaña 2016-2017 (de octubre a marzo), con un fuerte crecimiento del 36% interanual, mientras que en España se consumieron 257.500 toneladas, un 9% menos, lo que deja la comercialización global en más de 762.100 toneladas (+16,5%).

Las existencias, a marzo, suman 893.400 toneladas, que están en poder, sobre todo, de las almazaras (665.400 t) y en menor medida en los almacenes de la Fundación Patrimonio Comunal Olivarero (31.500 toneladas) y de las envasadoras y refinerías (196.500 toneladas).

De momento, la comercialización no parece resentirse pese a los altos precios de la materia prima, una situación que contenta a los agricultores pero impacta negativamente en los industriales.

Todo el mundo mira a la evolución del clima porque, de cómo venga la próxima producción, dependerá la evolución de los precios del aceite de oliva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here