Ginés Mena / Efeagro

Los aceites de oliva siguen dando señales de fortaleza en las principales lonjas del Mediterráneo, especialmente el precio del virgen extra -de mayor calidad y muy escaso ahora- que se paga ya 5,62 euros por kilo en Italia, por encima de los 3,5 en España y en similares cifras en Grecia o Túnez.

Los productores españoles prevén una buena campaña de ventas gracias a que este año tendrán aceite de oliva en cantidad y calidad, un bien preciado en coyunturas como la actual, en la que Italia o Túnez verán cómo se desploman sus cosechas.

Mejores precios porque el retraso de la maduración y el clima han retrasado mucho la recogida

No así para los industriales envasadores, que ven encarecerse el coste de la materia prima, que impacta en sus márgenes de beneficio.

El retraso de la maduración y el clima han retrasado mucho la recogida en esta campaña de comercialización 2016-2017 y, de hecho, las estadísticas oficiales muestran que en el primer mes (octubre), se han obtenido solamente 9.300 t, casi un 60% menos en tasa interanual, una carestía que “da alas” a los precios.

VIRGEN EXTRA 2Por su parte, los stocks son testimoniales y hasta han caído un 29% (a 31 de octubre) respecto a la media de las cuatro campañas anteriores, aunque las envasadoras, refinerías y otros operadores han ido asegurando provisiones y almacenan unas 121.700 toneladas,

Una cifra importante, si tenemos en cuenta que las almazaras atesoraban 115.900 toneladas en este período y, en total, las existencias no superan las 242.200 toneladas, con los que atender los pedidos, que de momento acompañan a los oleicultores.

No en vano, las ventas globales se sitúan en 105.800 toneladas en el primer mes de campaña comercial actual (+35% interanual), gracias a unas exportaciones que siguen tirando del sector y dándole alegrías (72.000 toneladas, el +53 %) y en menor medida al mercado interior aparente, que no sólo resiste sino que consigue avanzar otro 8% hasta situarse en torno a las 33.800 toneladas.

Por su parte, entre enero y octubre, los envasadores vendieron 577,28 millones de litros de todos los aceites vegetales y, de ellos, más de 289 millones fueron olivas y vírgenes (+0,17%), aunque las altas cotizaciones parecen pasarle factura a este segmento frente a otros inesperados ganadores, como el “hermano menor” de los “olivas” refinados: el aceite de orujo (+14,62%).

También las salidas de aceites de semillas salen fortalecidas -es un refugio clásico del consumidor cuando los olivas suben de precio-, con más de 272,12 millones de litros (+1,75) y, sobre todo, el girasol, con 203,44 millones de litros (+1,15%), según Anierac.

A la subida del precio del virgen extra se suma el lampante, que lo hace en un 5,05%, hasta los 3,24 euros/kg

Una mirada a las cotizaciones, confirma el buen estado de salud de los aceites de oliva, sobre todo los de mayor calidad.

El Sistema de información POOLred muestra que, del 25 de noviembre al 1 de diciembre, hubo 59 compra-ventas entre almazaras y entidades comercializadoras por 3.042 toneladas -frente a las casi 8.000 de una semana antes- y precio medio de 3,4 euros por kilo.

El precio del virgen extra repunta el 1,37% hasta 3,53 euros/kg y el lampante lo hace en un 5,05%, hasta 3,24 euros/kg, mientras que los aceites de oliva vírgenes se dejan el 0,21 %, con 3,28 euros/kg.

Del 21 al 27 de noviembre, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente destaca los fuertes avances semanales para el virgen extra en lonjas como Badajoz (+21 euros/100 kg), Málaga (+16,98 euros/100 kg) o Sevilla (+13 euros/100 kg).

En este período, el aceite de orujo crudo mejora el 1,61 % hasta 112 euros/100 kg; y el de girasol refinado lo hace en un +1,59 % hasta 85,13 euros/100 kilos, de acuerdo con esta fuente oficial.

virgen extra 3A nivel agronómico, las grandes cooperativas inician o avanzan en la recolección durante estos días y adelantan algunas previsiones, con buenos augurios productivos en muchos casos y de facturación.

Es el caso de la sevillana Oleoestepa, que agrupa a 5.500 agricultores y recogerá 150 millones de kilos de aceitunas, que se traducirán, una vez molturadas, en 30.000 toneladas de aceite de oliva, cifra similar a la media histórica de los últimos diez años.

Por su lado, Olivar de Segura (Puente de Génave, Jaén), tiene previsto cosechar esta campaña unos 20 millones de kilos de aceite, cuatro millones más que el año pasado.

En cuanto a la producción mundial de aceite de oliva para la campaña 2016-17, el pronóstico es de una campaña inferior a la anterior en un -14%, con 2.713.500 toneladas, según las estimaciones que maneja el Consejo Oleícola Internacional (COI).

España obtendrá 1.311.300 t (-6%) -añade-; Grecia, 260.000 t (-19 %); Italia, 243.000 t (-49%); y Portugal, 93 600 t (-14%).

Por su parte, el consumo mundial de aceite de oliva para la campaña comercial actual, la 2016-17, rondará 2.904.000 t, con una ligera disminución del -1% respecto de la anterior.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here