El trabajador de Protección Civil Lolo Andrade ha inventado un jarabe con miel, vinagre y alcohol que sirve para eliminar los avisperos velutinas, la plaga que afecta a los apicultores, y su receta cuenta con casi 2 millones de visitas en Internet.

Andrade ha recogido este jueves 9 el premio convocado por la Asociación Gallega de empresas de la lucha Contra las Plagas (AGACPRA) y en el acto de entrega ha explicado que desde que comprobó su eficacia y lo dio a conocer en Internet, “al menos un millón de personas comentaron que lo utilizaron y les fue útil” y sus charlas por toda España cuentan con numerosos asistentes.

Cnsidera que su fórmula “palía los daños” que produce la avispa invasora al eliminar las abejas de colmenas enteras

En el vídeo de lucha contra las velutinas más seguido en internet, Andrade explica la receta, en la que emplea un litro de agua, medio litro de miel, unas cucharadas de vinagre y un poco de vermú, ron, ginebra o aguardiente blanco “caña”.

“El alcohol de la farmacia no vale para esta fórmula, porque tiene añadidos productos que le quitan el olor, y lo importante del jarabe es que resulta atractivo para las avispas porque el alcohol potencia el olor de la miel y las atrae hacia los botes de cristal en los que introducimos la mezcla”, ha detallado el premiado en un acto en Compostela.

El pionero en la lucha contra las velutinas considera que su fórmula “palía los daños” que produce la avispa invasora al eliminar las abejas de colmenas enteras, pero la “lucha contra ella necesita más, y ya están las universidades gallegas estudiando el ADN de la plaga”, además de contar con sistemas informáticos que permiten prever con antelación dónde se instalarán las reinas en la siguiente primavera, para eliminarlas antes de que hagan avispero.

“El fin de esta plaga que depreda colmenares y se come frutos dulces, como arándanos y viñedos, está en manos de la lucha biológica que ya está avanzando en las universidades gallegas”, ha reflexionado, y ha considerado que su método “efectivo, con precio razonable y casero” sirve, mientras, para paliar muchos daños “sobre todo a los apicultores”.

En una mañana un avispero puede quedar vacío pero hay que aprender a colocar el cebadero en sus proximidades

Un bote de cristal con la mezcla en su interior, según su inventor, atrae a las avispas velutinas que se dedican a buscar azúcares para su colmena y, si se les dificulta la entrada en las colmenas de abejas, van directamente a los cebaderos preparados con el jarabe de miel.

Una de las claves de su eficacia está en el conocimiento de los avisperos de velutinas pues en cada uno, están repartidos los roles de las avispas y mientras unas buscan agua, otras papel para seguir haciendo paredes para su nido y otras buscan alimento.

“Estas últimas son las que cazamos con los cebaderos y quedan encerradas en ellos porque el cristal no les permite agarrarse y salir, así que en 10 minutos pueden llenar un bote que podemos utilizar de nuevo tras eliminar todos los ejemplares cazados”, ha agregado.

En una mañana un avispero puede quedar vacío pero hay que aprender a colocar el cebadero en sus proximidades cuando las avispas tienen la necesidad de azúcares y se sentirán atraídas por el olor de la mezcla del bote de cristal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here