La Alianza UPA-COAG considera un error de graves repercusiones para el sector agrario regional que la Comisión Europea haya decidido prohibir a partir de la PAC del 2018 el uso de plaguicidas en las llamadas Superficies de Interés Ecológico (SIE).

Esta medida, que se hará pública a nivel estatal en próximas fechas a través de la publicación de un Real Decreto, tiene incidencia directa sobre los agricultores de esta comunidad autónoma a efectos de acreditar el 5% de superficies de interés ecológico para cumplir el greening y poder cobrar el pago verde de la PAC.

La Alianza considera que la medida va a provocar “efectos contrarios mayores que los supuestos beneficios”

La organización considera que esta medida perjudicaría al medio ambiente y a la economía del sector primario, puesto que se prohibiría el uso de cualquier tipo de fitosanitario en los cultivos  fijadores de nitrógeno (leguminosas, proteaginosas) y en las tierras de barbecho que se declaran a los efectos de acreditar ese 5% de SIE.

La Alianza UPA-COAG rechaza esta prohibición porque considera que la decisión traerá consigo “efectos contrarios mayores que los supuestos beneficios que derivarían de la prohibición”. Por un lado se producirían más emisiones de carbono y más erosión del suelo por ser necesario realizar un mayor número de labores mecánicas sobre el terreno.

Y por otro lado, se reducirían los cultivos fijadores de nitrógeno (leguminosas y proteaginosas) por no resultar viable su producción sin poder utilizar ningún producto fitosanitario, lo que amenazaría la seguridad alimentaria y la soberanía alimentaria europeas en lo que a producciones de cultivos proteicos se refiere, cultivos en los que dicho sea de paso, la producción de la Unión Europea es deficitaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here