La Comisión Europea (CE) ha advertido de que no negociará con Estados Unidos la entrada de carne hormonada de ternera a territorio comunitario, algo “que no ha sido considerado” en las conversaciones con la Casa Blanca sobre el acuerdo comercial con el país.

“La Unión Europea (UE) está comprometida a mantener su elevada seguridad alimentaria y sus estándares sanitarios, y solo a los productos que cumplen con ellos se les permite la entrada”, afirmó el portavoz de Seguridad Alimentaria, Enrico Brivio, en la rueda de prensa diaria de la CE.

Si Bruselas mantiene esta prohibición, Estados Unidos ha planteado romper el acuerdo firmado en 2009, por el que la UE se comprometía a aprobar una cuota especial de importación de carne de vacuno “de alta calidad” a cambio de que Washington redujera las sanciones a la entrada de productos europeos por el contencioso.

“Lo que podemos decir es que la UE ha cumplido completamente con este acuerdo y la terminación del mismo y la posible aplicación de impuestos a la exportación a Estados Unidos constituiría el peor paso atrás en las fuertes relaciones que hemos construido y esperamos continuar”, añadió Brivio.

El portavoz añadió que, por el momento, la UE continuará “implementando” el acuerdo, y “está dispuesta a escuchar cualquier preocupación que la Administración estadounidense quiera plantear”, al tiempo que dijo “esperar” a que el presidente electo, Donald Trump, tome posesión de su cargo para ver “qué piensa”.

“Retirar la prohibición a la carne hormonada no está en los planes de negociación de ningún acuerdo”, concluyó.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here