Unión de Uniones de Castilla-La Mancha ha criticado la falta de sensibilidad de la Consejería de Agricultura, denunciando que los retrasos en el pago de las ayudas del Programa de Desarrollo Rural 2014-2020 y el abono de los anticipos de la PAC, se está sumando a la grave sequía, llevando a los productores de esta región a una situación límite.

La organización ha resaltado que el Programa de Desarrollo Rural está a un nivel de ejecución del 11,85%, mucho más bajo de lo que debería estar.

Comparando los datos que aporta el FEGA con la programación del PDR 2014-2020 de Castilla-La Mancha, de los 1.513 millones de euros de gasto público previsto para todo el período, en los dos primeros ejercicios cerrados a 15 de octubre pasado, solo se han consumido 179,3 millones de euros, lo que representa una cuarta parte de lo que se tendría que haber realizado y el 11,85% del total del PDR.

demoras en los planes de mejora e incorporación de jóvenes

Unión de Uniones Castilla La Mancha critica que esto es sólo la punta del iceberg y representa una pequeña parte de lo que está ocurriendo con muchas de las ayudas estructurales que conforman el Programa de Desarrollo Rural.

La organización resalta las demoras en los planes de mejora e incorporación de jóvenes – aún no se ha pagado nada de lo contemplado para 2017 y en 2016 sólo se pagaron 3,5 millones de los 31 presupuestados -.

Por cuanto concierne a la agricultura ecológica, la Consejería anuncia ahora para noviembre el pago correspondiente a las solicitudes de hace más de año y medio. Unión de Uniones Castilla La Mancha resalta que “la ejecución de esta medida y las ayudas agroambientales, fue conjuntamente en 2016 de 37,6 millones de euros, cuando disponían de una partida de 67,1 millones de euros. Y al mes de septiembre, en 2017, de la agricultura ecológica no se había pagado nada y de los 22,2 millones de euros de agroambientales, sólo se había abonado a los agricultores y ganaderos 7,5 millones de euros.”

En su repaso, continúa por el programa FOCAL para la mejora de la transformación y comercialización, criticando que de los los 114,1 millones presupuestados en 2016 se han ejecutado sólo 14,8 y en 2017 aún nada.

Esta situación se repite en los programas Leader, destinados al impulso de iniciativas privadas de desarrollo rural, en 2016, que de un presupuesto de 35 millones solo se materializaron 7,9 y aún nada en 2017, de los 45 millones de euros presupuestados.

La organización agraria denuncia esta situación que pone en peligro la continuidad del Programa de Desarrollo Rural en Castilla La Mancha, como ya ocurriera en 2013 año en el que se perdieron más de 47 millones de fondos comunitarios.

Por otro lado, además, critican que la dejadez administrativa provoca graves perjuicios a los dueños de explotaciones agrarias que cuentan con estas ayudas en sus planificaciones e inversiones.

Asimismo,han lamentado que los controles de teledetección puestos en marcha este año para miles de agricultores castellano-manchegos sin necesidad, según la organización, conllevan la paralización de sus expedientes y que no hayan cobrado el anticipo del 70 % del pago básico y pago verde autorizado por Bruselas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here