La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) ha procedido este jueves 14 al reparto de naranjas gratuitamente en el centro de València para denunciar la “falta de gestión” y la “inoperancia de todos los políticos” frente a la crisis citrícola, así como para visibilizar la “penuria” y “cruda realidad” del sector provocada por el “desequilibrio entre el precio que recibe el agricultor y el que el consumidor está pagando”. “Al agricultor valenciano se le ata de pies y manos”, ha asegurado. esta protesta se une a la ya celebrada en Córdoba y a la que se celebrará el día 19 ante la Delegación de la Comisión Europea en Madrid, a la que acudirá Asaja Murcia.

Así lo ha explicado, en declaraciones a Europa Press, el vicepresidente segundo de la organización agraria, Bernardo Ferrer, durante el acto de protesta,  en el que también ha participado el presidente de AVA-Asaja, Cristóbal Aguado. Miembros de la asociación han apostado por el reparto de cerca de 4.000 kilos de naranjas en los alrededores de la Plaza de Toros y, junto a la fruta, han repartido octavillas para que los ciudadanos conozcan sus reivindicaciones.

España y la Unión Europea debe darse cuenta de que los acuerdos internacionales”no están equilibrados” sino que “están perjudicando tremendamente” al sector

En estos documentos, han explicado que los agricultores venden el kilo de naranjas a unos diez céntimos, aunque “cuesta 20 céntimos producirlo”. “Hay más de 30.000 hectáreas de cítricos abandonados en la Comunitat Valenciana. En esta campaña, con toda probabilidad, se abandonarán miles de hectáreas de cítricos más”, indican los folletos distribuidos por AVA.

Aguado ha reclamado, en declaraciones a los medios, “cambios, implicación” y que los gobiernos de la Comunitat, de España y la Unión Europea “se den cuenta de que los acuerdos internacionales no están equilibrados” sino que “están perjudicando tremendamente” al sector. “La cadena alimentaria permite abusos al consumidor y a los productores y esto tiene que cambiar. Por tanto, pedimos mesa, diálogo y, desde luego, acciones con una dotación económica suficiente para estabilizar el mercado”, ha agregado.

AVA y “todo el equipo nacional” de Asaja acudirán a un nuevo reparto de naranjas el próximo martes en Madrid, frente a la oficina de la Unión Europea en la capital, donde además trasladarán un documento con sus reivindicaciones, ha detallado.

La crisis del sector citrícola valenciano, en palabras de Bernardo Ferrer, “es el resultado de la inactividad e inoperancia de todos los políticos, a nivel de pueblo, a nivel de Conselleria, a nivel de Ministerio y de Europa”. “El resultado de la falta de gestión hace que el agricultor tenga que venir a dar la naranja al centro de València de la misma manera que la está dando en el campo. Hoy la regalamos porque es lo que hacemos en el campo”, ha lamentado.

El representante de AVA ha explicado que “hay un desequilibrio entre el precio que recibe el agricultor y el que el consumidor está pagando en la distribución, en los supermercados y las tiendas”. “Entre ocho y diez céntimos es lo que recibe un agricultor por kilo, frente al 1,50 o 1,80 hasta dos y tres euros que se paga en los supermercados”, ha denunciado.

Nuevo reparto de naranjas como protesta ante la delegación de la CE en Madrid

Por su parte, la Junta Directiva de ASAJA Región ha ratificado su participación en la concentración convocada para el día 19 de febrero, martes, ante la Delegación de la Comisión Europea en Madrid. La fuerte crisis de precios que está sufriendo el sector citrícola, con una campaña de mandarinas, naranjas y limones, a precios ruinosos, ha llevado a ASAJA a exigir soluciones a las Autoridades de la Unión Europea y que el Ministerio de Agricultura y las Comunidades Autónomas, tomen medidas para paliar las pérdidas económicas de los agricultores, además de exigir un cambio en la política agraria, que aplica la Unión Europea, respecto a los acuerdos comerciales agrarios con Países Terceros.

Según explica el Secretario General de ASAJA Murcia, Alfonso Gálvez Caravaca, “todas las producciones españolas y europeas están siendo castigadas en precio por los productos de fuera, que compiten de forma desigual en costes de producción, costes salariales y sin exigencias de garantías de seguridad alimentaria y de sanidad vegetal. Las autoridades europeas, no son conscientes del daño que se le está provocando al sector agrario europeo y actúan al son de compañías con intereses económicos en el comercio agroalimentario, sin tener en cuenta el origen de los productos y el coste de producirlos con calidad y sostenibilidad”.

“Las cotizaciones actuales en naranjas y limones, no permiten cubrir los costes de producción del agricultor ni de los exportadores. La presencia de cítricos en los mercados europeos, muy por encima de los contingentes establecidos o que entran sin control a la UE, además de no respetarse los calendarios de entrada, han provocado un hundimiento de los precios y el oportunismo de operadores comerciales, grandes superficies y gran distribución que ven, como han aumentado sus márgenes, a costa de los agricultores, las cooperativas y los exportadores. La calidad de los productos de terceros países, es muy cuestionable y provoca el desincentivo del consumo. A pesar de los precios de ruina para los agricultores, los consumidores pagan precios similares a los de otras campañas”, apunta Gálvez Caravaca.

Además, Gálvez Caravaca señala que “desde ASAJA, exigimos que se tomen medidas inmediatas y se articulen mecanismos de control eficaces para que se garanticen unos precios justos para los agricultores”.

La concentración con reparto de naranjas tendrá lugar el próximo día 19 de febrero, martes ante la Delegación de la Comisión Europea en Madrid, Paseo de la Castellana nº 46 Madrid a partir de las 12:00 horas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here