La Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales de Castilla-La Mancha considera un éxito el programa Tierra de Emprendedoras que ha llevado ferias, jornadas y muestras artesanas a numerosos pueblos de la provincia de Toledo como Belvis de la Jara, Tembleque, Oropesa, Navalcán, Mejorada, Madridejos, La Iglesuela, Espinoso del Rey, Cobeja, Almendral de la Cañada, Camarena y San Bartolomé de las Abiertas.

Este proyecto de Tierra de Emprendedoras se resume en ochenta y ocho mujeres participantes que han fomentado la incorporación a la actividad económica, difundido ayudas a emprendedores y han promovido su propio entorno rural. Por otro lado, han conseguido generar nuevas opciones para la comercialización de sus producciones dándoles la oportunidad de participar en ferias más allá del ámbito provincial a través de nuestros programas interprovinciales y con otras comunidades autónomas.

Porque Castilla-La Mancha dispone de un gran potencial en cuanto a diversidad medioambiental, de especies agrícolas muy variadas, de una producción ganadera de primerísima calidad por sus condiciones agroclimáticas y con paisajes singulares que le convierten en un entorno con grandes posibilidades de turismo rural de excelencia, con productos gastronómicos naturales y con identidad territorial.

Así, desde Fademur consideran que es un ámbito perfecto para desarrollar conceptos como la seguridad y calidad alimentaria, los circuitos cortos de comercialización, la diversificación del sector primario, las formas de producción que den prioridad a la calidad, la singularidad y la sostenibilidad, respetuosas con el medio ambiente y acordes con las tendencias de la demanda.

“El patrimonio natural, cultural, social y medioambiental está en manos de las mujeres en muchas ocasiones y se debe potenciar y valorar”

Con este proyecto de Tierra de Emprendedoras que ha involucrado a numerosos pueblos y muchas mujeres de la provincia de Toledo, Fademur pretende facilitar a las mujeres las herramientas para participar activamente en el ámbito socioeconómico, involucrándolas en el desarrollo económico de sus municipios, mejorando su empleabilidad y reduciendo el riesgo de exclusión. Asimismo, quieren fomentar y establecer las relaciones entre el desarrollo rural sostenible y su impulso a través de la aportación de las mujeres a los diferentes sectores económicos, tanto desde el punto de vista de la producción como del consumo.

Las Ferias, Muestras y Jornadas ofrecen una visión nueva de los negocios y la vida que existe en el entorno rural del siglo XXI en nuestra región, con diferentes modelos de empresa que varían desde la artesanía, a la alimentación o los productos de estética. Asimismo, están generando una amplia red de contactos y transmisión de conocimiento, algo que la Federación de Asociaciones de Mujeres de Castilla-La Mancha considera fundamental.

Elisa Fernández, presidenta de Fademur entiende que “el patrimonio natural, cultural, social y medioambiental está en manos de las mujeres en muchas ocasiones. Se debe potenciar y valorar, gestionando con perspectiva social como base sólida de desarrollo sostenible y desde la perspectiva del empleo, para generar un desarrollo integral en la población”.

Porque una herramienta de supervivencia para el mundo rural del siglo XXI es la promoción del tejido empresarial, su papel en los circuitos cortos de comercialización y las economías circulares, buscando su compromiso con la cooperación, el desarrollo económico local y las relaciones socioeconómicas entre productores y consumidores en un ámbito geográfico cercano.

“Hay que difundir las iniciativas. Tenemos que comunicar y demostrar experiencias novedosas lideradas por mujeres, que participen en la vida económica y en nuevos trabajos relacionados con la conservación del Medio Ambiente y el desarrollo rural. Todo ello orientado al autoempleo”, ha concluido Elisa Fernández, presidenta de Fademur en la región.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here