La Alianza UPA-COAG ha hecho un llamamiento a las administraciones para que ante el temporal de nieve que afecta a determinadas zonas de Castilla y León, y los problemas que están teniendo los ganaderos para acceder a sus instalaciones, pongan en marcha un dispositivo de medios técnicos y humanos para atender a las demandas de los profesionales agrarios.

La organización recuerda que son muchos los ganaderos de zonas de alta montaña que están sufriendo desde hace días las consecuencias de temporal de nieve y de viento intenso en zonas de montaña, con términos municipales y parajes convertidos en zonas totalmente aisladas por lo intransitable de los caminos rurales.

La Alianza UPA-COAG exige un “compromiso firme por los ganaderos que en zonas especialmente desfavorecidas sufren los rigores no solo de las políticas agrarias antisociales sino también de los inconvenientes de la propia naturaleza y del ámbito geográfico en el que se desenvuelven a diario”.

La Alianza UPA-COAG lamenta el postureo de despacho de determinados colectivos que se autoproclaman ‘animalistas’

En este sentido, reclaman responsabilidad a quienes deben tomar decisiones políticas para velar por los derechos de ciudadanos que en zonas de montaña se encuentran con dificultades naturales, y que sin embargo son los principales valedores de que los pueblos se mantengan con vida. Al respecto, los ganaderos son agentes fundamentales para que los pueblos sigan vivos, además de cumplir un papel fundamental de su función social como la mejor garantía para la biodiversidad y seguridad alimentaria”, asegura en una nota.

La Alianza UPA-COAG lamenta “el postureo de despacho de determinados colectivos que se autoproclaman ‘animalistas’ cuando son los ganaderos de nuestra región  quienes con su actividad profesional permiten la protección de zonas verdes, de zonas de montaña, cumpliendo un papel fundamental en la prevención de los incendios forestales o poniendo freno de la desertización, además de cumplir un papel trascendental contra el despoblamiento a través de su actividad económica”.

Por esto, la Alianza UPA-COAG reivindica algo “que es de justicia, como que los impuestos de los ciudadanos del medio rural, y en este caso ganaderos de zonas especialmente desfavorecidas reviertan en servicios sociales y vean satisfechas las necesidades más primarias como en este caso es la accesibilidad a su trabajo. Nuestra organización recuerda que sin agricultura y ganadería, y sin agricultores y ganaderos titulares de explotaciones familiares no hay vida en el mundo rural de nuestra región”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here