Los secretarios generales de UPA y UPA-UCE Extremadura, Lorenzo Ramos e Ignacio Huertas, han reclamado que las ayudas de la PAC favorezcan “de una vez por todas” a la ganadería extensiva por su función de producción de alimentos, sostenibilidad y vertebración del territorio. “Es necesario que este modelo disponga de ayudas acopladas en la nueva PAC, porque no hay otra práctica que defienda y cuide más el medio ambiente que la ganadería extensiva”, destacan.

Asimismo, vuelven a pedir que estas ayudas vayan destinadas a aquellos agricultores y ganaderos profesionales, “que viven pegados al territorio y generan actividad”.

“Necesitamos sistemas de intervención pública para que cuando exista una crisis de mercado el sector la pueda soportar”

Por otro lado, UPA muestra su preocupación ya que todo parece indicar que los Presupuestos de la Unión Europea no se aprobarán antes de las elecciones de mayo de 2019.

“Ejerceremos toda la presión necesaria para que los Presupuestos se aprueben sin recortes”, explican. Además, proponen que los Estados Miembros aporten el 1,3% de su PIB (en lugar del 1,1%) para que la PAC cuente con presupuesto suficiente y se puedan garantizar así las ayudas a los agricultores y ganaderos europeos.

Desde la organización también reclaman una política de mercado más fuerte y potente porque los costes de producción han subido en todos los sentidos, y nuestros ganaderos no pueden mantenerse vendiendo sus productos a precios de hace 30 años. “Necesitamos sistemas de intervención pública para que cuando exista una crisis de mercado como la de los últimos años, el sector la pueda soportar”, subrayan.

Por otro lado, UPA-UCE trasladó su preocupación al ministro de Agricultura, Luis Planas, por el avance de la peste porcina africana en distintos países europeos y pidió que se extremen todas las precauciones sobre animales y productos importados a España para evitar una problemática añadida para el conjunto del sector ganadero.

Representantes de nuestra organización agraria pidieron a Planas una serie de mejoras para la Norma de Calidad del Ibérico, como son la compatibilidad del macho duroc del libro genealógico con el de prototipo; revisar la edad de sacrificio para que vaya acorde a la edad productiva; así como otras cuestiones relacionadas con la categoría de bellota y la capacidad de las fincas para adecuarlas a su verdadera capacidad productiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here