La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) ha reivindicado este lunes 30 que el sistema de seguros agrarios, establecido en España, cubra las pérdidas que puedan derivarse de la sequía en los cultivos de regadío.

Asimismo, se he referido en un comunicado a las medidas que se van a ponerse en marcha, para solventar el problema derivado de la escasez de agua, desde el Ministerio de Agricultura, Pesca Alimentación y Medio Ambiente, como las que plantean una prórroga en las cotizaciones a la Seguridad Social, reducción de cánones y tarifas de riego.

Sin embargo, la UCCL ha advertido que en Castilla y León, una de las regiones más asolada por la sequía desde hace meses, los agricultores afectados aún no saben cómo acreditar las pérdidas.

Según esta organización agraria, la orden sobre el aplazamiento de cuotas, publicada en el BOE el 21 de octubre y expedida por la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (ENESA), no admite como beneficiarios de las indemnizaciones otorgadas a los cultivos de regadío, que quedan fuera del sistema de seguros agrarios.

Por todo esto, para la UCCL la tan traída y llevada frase del Ministerio y de la Consejería a cerca de que “lo que es asegurable no es indemnizable” hace aguas en el caso de los regadíos, “pues si estos no pueden asegurarse frente a la sequía, a lo mejor es que a criterio del Ministerio y de la Consejería son indemnizables las pérdidas per se y no deben vincularse a la existencia de seguro, postura defendida por nuestra organización”.

Para la organización es hora ya de establecer, al menos como prueba piloto un seguro de sequía en regadío, para dar cobertura a las casi 450.000 hectáreas  que, en Castilla y León, están desamparadas. Por eso proponen la constitución inmediata de un grupo de trabajo que estudie la posibilidad del establecimiento de esta la cobertura de sequía en regadío.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here