Una de las mayores problemáticas de la agricultura y ganadería, es el envejecimiento acuciante de su población activa y la falta de relevo generacional. Recientemente, desde Juventudes Agrarias de COAG, se ha denunciado que, si no se toman medidas drásticas, en la próxima década 6 de cada 10 agricultores/as entrarán en edad de jubilación. Por eso, llama la ateción que por primera vez en la historia, la directiva de una Organización Agraria tiene una media de edad de 37 años. Casi la mitad de sus componentes son mujeres, y su Secretaría General recae en una joven menor de 30 años.

El congreso de COAGCV se ha decidido por mayoría del 75% de asistentes, modificar su denominación a Coordinadora Campesina del País Valencià – COAG (CCPV), y elegido por un 87,5% de los votos, una nueva Junta Ejecutiva integrada por 7 personas con los cargos de Secretaría General, Secretaría de Organización, Tesorería, cuatro vocalías y tres suplentes. Las y los nuevos representantes de esta Organización Profesional Agraria provienen de diversas comarcas del territorio valenciano y con media de edad de 37 años.

En el resto del Estado español, únicamente el Sindicato LabriegoGallego ha contado con la presencia de mujeres en su cargo de mayor representatividad, sin embargo, hasta el momento nunca este papel había estado desempeñado por una mujer joven menor de 30 años.

La nueva Junta Directiva comienza su andadura con el objetivo de seguir apostando por el crecimiento y buen funcionamiento organizativo, y por trabajar por un modelo agrario y alimentario económicamente justo, ambientalmente viable, socialmente inclusivo y equitativo.

En palabras de su nueva Secretaria General, Mireia Vidal, agricultora y elaboradora artesanal: “Me siento muy agradecida hacia todas y todos los sindicalistas que han confiado en mí para liderar este proyecto en los próximos años. Se abre una nueva etapa en la que nuestro principal reto es ser más horizontales día a día”

Para ello, la nueva Ejecutiva de la Coordinadora Campesina del País Valenciano – COAG piensa “seguir defendiendo la agricultura y ganadería campesina y familiar frente al agronegocio y otros intereses, reivindicar el papel fundamental de quienes cuidan de nuestros alimentos como base una sociedad, una economía y un entorno prósperos, con futuro y dignos de ser vividos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here