La ola de incendios forestales que ha tenido en jaque la provincia de Valencia desde el pasado miércoles ha dado este domingo una tregua, ya que, de los tres que quedaban activos, dos han quedado controlados -en Bolbaite y Benifairó-, aunque sigue sin estabilizarse el de Carcaixent, que ha quemado 2.200 hectáreas.

La evolución del incendio de Carcaixent, que ha obligado a desalojar a cientos de personas, es favorable, ya que las condiciones meteorológicas han mejorado respecto a la jornada anterior, pues ha amainado el viento y la humedad es más alta, por lo que podría darse por estabilizado en las próximas horas.

Un total de trece medios aéreos y más de 500 personas han trabajado en los puntos más conflictivos

Cerca de mil personas de diferentes urbanizaciones han sido desalojadas de manera preventiva en las últimas horas por este incendio, si bien están regresando a sus viviendas en las zonas donde no hay llamas, como en las urbanizaciones Los Amigos, San Blas y Tiro Pichón, desalojadas el sábado.

En la zona de Santa Marina y Aigües Vives, los desalojados tendrán que esperar que se abra al tránsito habitual la carretera CV-50, que discurre entre Alzira y Simat de la Valldigna, ahora transitada básicamente por vehículos pesados de los cuerpos que participan en la extinción.

El incendio de Bolbaite, que comenzó el miércoles, se propagó a seis términos municipales y obligó a desalojar a unas doscientas personas -que ya han vuelto a sus casas-, ha quedado controlado y “sin llama o riesgo de expansión” tras haber quemado más de 1.500 hectáreas, según ha explicado el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues.

Junto al incendio de Bolbaite, por el que se ha enviado a prisión provisional a un joven de 19 años como supuesto autor del siniestro, también se ha dado por controlado el incendio de Benifairó de les Valls tras quemar 32 hectáreas, mientras que ha quedado extinguido el de Terrateig, con 18,51 hectáreas quemadas.

Ximo Puig, ha agradecido el “esfuerzo masivo” de los medios y las personas que han trabajado para vencer “la ola de fuegos”

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha agradecido el “esfuerzo masivo” de los medios y las personas que han trabajado para vencer “la ola de fuegos que ha tenido en jaque” a la Comunitat en las últimas 48 horas, y ha destacado que “entre todos ha sido posible vencer al fuego”.

INCENDIO VALENCIA AGRICULTORESEl ministro de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, ha aplaudido la “ejemplar coordinación” entre las diferentes administraciones para atajar estos incendios, y ha resaltado la eficacia con la que se han atendido a la vez cuatro incendios en la misma provincia.

El director general de Emergencias, José María Ángel, ha indicado que la situación “invita al optimismo” después de tres días de intenso trabajo de lucha contra el fuego, y ha agradecido la colaboración de otras Administraciones y otras Comunidades autónomas como Castilla-La Mancha o Baleares.

El delegado del Gobierno ha indicado que las causas de estos incendios las determinarán las investigaciones posteriores, al tiempo que ha advertido “a los pirómanos de que la ley va a caer con toda la fuerza sobre ellos”.

Unió Llaudadors reclamará una línea de ayudas para los agricultores afectados por los incendios

Por su parte, La Unió de Llauradors i Ramaders solicitará tanto al Gobierno central como a la Generalitat una línea conjunta y cofinanciada de ayudas directas y otro tipo de exenciones cuando se extingan los incendios que afectan fundamentalmente a la provincia de Valencia, con el objetivo de paliar los daños que han sufrido aquellos agricultores y ganaderos afectados.

incendio valencia 2Las llamas  se han cebado en las comarcas de la Canal de Navarrés, la Costera, la Ribera, la Safor y el Camp de Morvedre y también ha habido pequeños incendios en parcelas de cultivos abandonados en la provincia de Castellón.

La Unió señala que no debe pasar como en el último gran incendio de junio-julio de 2012 en las provincias de Valencia y Castellón donde la cuantía concedida de ayudas fue muy baja, los trámites muy complicados con apenas tiempo de justificación y la gestión dejó mucho que desear por la descoordinación entre Generalitat y Ayuntamientos. Peor aún fue el incendio que afectó en 2007 a la comarca castellonense de l’Alcalatén, donde los afectados no cobraron finalmente sus ayudas por la descoordinación entre los diferentes Gobiernos (Central y Autonómico).

Asimismo, la organización cree, a falta de conocer aún las evaluaciones oficiales del número de hectáreas calcinadas y cuantas de ellas estaban cultivadas, que las pérdidas directas serán muy importantes en cultivos como los cítricos pero también en el olivar, caqui, frutales, frutos secos o cereales y forrajes; así como en la ganadería (animales muertos, así como granjas o colmenas de apicultores quemadas o abejas asfixiadas). Por ello serán necesarias ayudas para que tanto la masa forestal como los diferentes cultivos y explotaciones ganaderas vuelvan a su actividad. Será muy importante aquí establecer corredores en las zonas afectadas por los incendios para que el ganado pueda pasturar porque en algunos lugares se habrán quedado sin pastos.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here