La empresa sevillana RENDER GRASAS se convertirá a final de año en la primera en España de su sector que cuenta con el exigente certificado de calidad GMP+, el cual garantiza el estricto cumplimiento de todos los procedimientos para dar la máxima seguridad higiénica a su cadena de producción.

La implantación de GMP+ permitirá garantizar que el producto generado por la factoría ubicada en Salteras –usado para piensos de animales y acuicultura- cuenta con los controles exigibles. Además, cada año se revisará el proceso de fabricación para constatar su vigencia. Render con esta decisión redobla los controles de sus productos, y asegura la trazabilidad desde la misma materia prima y hasta el producto final.

RENDER GRASAS es una de las empresas líderes españolas en su sector, y exporta la mayoría de su producción, en particular a la Unión Europea. Además del trabajo necesario para lograr el certificado GMP+, que se inició a principio de año, en estos momentos cuenta con un plan de control muy exhaustivo para prevenir cualquier incidencia sanitaria en la cadena de producción.

El certificado garantiza la integridad de su proceso de fabricación y su conformidad con los reglamentos de seguridad alimentaria

Así, por ejemplo, los análisis se remiten a laboratorios privados para evitar la demora en los resultados que se produce en los públicos, lo cual evita periodos de incertidumbre. Y la limpieza de las instalaciones se realizan a 80 grados bajo cero a través de nieve carbónica, una desinfección criogénica de altísimo resultado, que es inusual incluso en factorías que se dedican a alimentos con destino humano, no como en el caso de Render.

La certificación de buenas prácticas de fabricación (GMP) garantiza la integridad de su proceso de fabricación de alimentos y su conformidad con los reglamentos de seguridad alimentaria. Las GMP suponen una mejora importante para el sistema de gestión de la seguridad alimentaria.

RENDER GRASAS inició hace dos años una nueva línea de negocio centrada en la producción de materia prima para la elaboración de piensos destinados a piscifactorías. Esto le permitirá abordar un mercado que en España consume una media de 110.000 toneladas por año. La empresa consiguió en 2015 la autorización de la Junta de Andalucía para la producción de proteínas animales transformadas y procedentes de no rumiantes, con las que elabora piensos destinados a la acuicultura.

Esta decisión amplía sus posibilidades dentro del sector de transformación de los SANDACH (subproductos animales no destinados a consumo humano), en el cual RENDER GRASAS lidera ya en España la producción de materia prima para piensos de animales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here