La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, ante la inminente presentación, según el gobierno, de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética que se encuentra en periodo de recibir propuestas, pide que se cuente más con los agricultores y ganaderos y habitantes del medio rural que gestionan el 90% del territorio y que serán los que sentirán antes y con mayor contundencia las consecuencias del mismo.

De acuerdo con los datos de la Agencia Europea de Medio Ambiente, la agricultura y la ganadería representan a nivel europeo de algo más del 10% de las emisiones globales, resultado de una reducción del 24% que se dio entre los años 1990 y 2012.

No obstante, la organización considera que todos los sectores de la sociedad pueden y deben hacer más, y reconoce que el sector tiene un gran reto por delante, ya que la población no para de crecer y la demanda de alimentos, según la Agencia, aumentará en un 70% en las próximas décadas.

Unión Uniones reclama ante esta Ley de Cambio Climático medidas, como un Plan Renove más ambicioso y más investigación sobre cultivos

En este sentido, la organización reclama ante la futura Ley de Cambio Climático fórmulas que ayuden a ahorrar emisiones a través de una mayor eficiencia energética, posiblemente menor laboreo y técnicas más eficaces y ahorradoras de agua para el regadío.

Maquinaria más nueva y menos emisoras de gases nocivos, una mayor electrificación rural que permita sustituir motores de combustibles fósiles por bombas de riego, secadoras, alternadores, o calefacciones de granjas necesitarían un Plan Renove de maquinaria mucho más ambicioso que los anteriores. Al tiempo, creen que en la Ley de Cambio Climático deberían removerse los obstáculos económicos en forma de peajes y los legales para fomentar la generación de energía para autoconsumo mediante fuentes alternativas, sostenibles y no contaminantes.

Por otro lado, también insiste en que es importante concienciar a la sociedad sobre una alimentación sana y saludable a través de planes educativos en los colegios, junto con el fomento del consumo de proximidad contribuirá reducir igualmente las emisiones por transporte

Asimismo, Unión de Uniones considera que los agricultores y ganaderos también tienen que adaptar sus cultivos y producciones, en la medida de lo posible al cambio climático y que esta cuestión no está ni mucho menos investigada ni lo suficientemente tratada y es algo que se necesita planificar. “La improvisación y falta de investigación puede costarnos muy cara como sector y como país”, afirman desde la organización.

Igualmente, la organización agraria pide que en la nueva PAC se incluya el cumplimiento de las mismas condiciones para todos los que participan y acceden al mercado europeo y no se favorezca a quienes no produzcan con los mismos criterios de sostenibilidad. “Si se nos piden ciertas condiciones a la hora de producir, no es admisible que luego, a quienes se saltan a la torera todos los protocolos y compromisos ambientales, o deciden salirse de los acuerdos internaciones que obligan a la reducción de emisiones como Estados Unidos y otros países, se les permita luego el acceso sin aranceles a nuestros mercados y consumidores con unos productos más baratos porque están producidos sin un mínimo respeto medioambiental”, concluyen desde Unión de Uniones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here