Dos explotaciones olivareras cercanas a Miajadas han sufrido robos cuantiosos a pocos días de comenzar la recogida de la aceituna en Extremadura. “A un olivarero le han sustraído 5.000 kilos y a su vecino 12.000 kilos de aceitunas. Lo peor es que han destrozado los árboles, por lo que tampoco podrán coger la cosecha el año que viene”, lamenta Antonio Prieto, secretario de Ganadería y Olivar de UPA-UCE Extremadura.

Para UPA-UCE es necesario que la Guardia Civil aumente su presencia en el olivar extremeño y vigile los puestos de recepción de la aceituna, donde los ladrones van a vender el producto: “El decreto va a servir de poco si la Guardia Civil no empieza a patrullar los campos y a vigilar los puestos”, incide Prieto.

El decreto de trazabilidad del vino y la aceituna “es una herramienta, no es la solución definitiva”

El secretario de Ganadería y Olivar de UPA-UCE hace referencia a que hace unas semanas se publicaba el decreto de trazabilidad del vino y la aceituna: “Se trata de una herramienta, no es la solución definitiva a este problema por lo que demandamos que se garantice la seguridad en el medio rural”.

ACEITUNAS 2En este sentido, añade que “es ahora cuando los agricultores necesitan respuestas” para ver si realmente las actuaciones que se han puesto en marcha “sirven a los productores de aceitunas”.

Prieto recalca que la de este año es una campaña de aceitunas con una “excelente calidad” gracias a las abundantes lluvias de final de año: “Tendremos un descenso en la producción entre el 25% o el 30% respecto al pasado año, que fue excepcional”. Para este año se esperan recoger 45.000 toneladas de aceituna y los agricultores exigen que se aumenten los precios de la aceituna para aceite debido a la gran calidad y al descenso de la producción.

Por último desde UPA-UCE  reclaman el absoluto cumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria para garantizar que no se producen prácticas abusivas en la campaña.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here