El consejo de dirección de la Agrupación Española de Entidades Aseguradoras de los Seguros Agrarios Combinados (Agroseguro) acaba de adoptar la decisión de incluir el grave problema del rajado de los cítricos en la categoría de adversidad climática con derecho a percibir indemnización económica.

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), así como LA UNIÓ de Llauradors han mostrado su satisfacción ante esta medida que irá encaminada a aliviar las pérdidas sufridas que recientemente se han estado ocasionando y que LA UNIÓ ha identificado de mayor intensidad en comarcas de Camp de Túria, Plana Baixa y Plana Alta. Afecta a diferentes variedades, sobre todo a Ortanique, Navel Powell y Lane Late.

las pérdidas son más cuantiosas cada día que pasa en el conjunto de zonas productoras

AVA ASAJA explica que desde 2014, que es cuando comenzaron a generalizarse los problemas de rajado en la piel de los frutos, habían surgido unas diferencias de criterio e interpretación sobre las causas de esta fisiopatía que provoca graves desperfectos en los cítricos hasta el punto de que en muchos casos llega a partirlos por la mitad. En las primeras peritaciones la firma aseguradora se negaba a reconocer que tales daños estaban cubiertos porque los atribuía a deficiencias en el manejo de la parcela, a la prematura maduración de la fruta y argumentaba, sobre todo, que esos daños no estaban generalizados.

En ese año, cuando se tuvieron en cuenta y se incluyeron entre los daños cubiertos, las pérdidas por rajado alcanzaban los 100 millones de euros, según estimaban entonces AVA ASAJA.

En este 2017 -2018 la alteración en las condiciones climáticas, especialmente los déficits hídricos seguidos de periodos húmedos, ha ocasionado en esta campaña problemas de rajado en algunas variedades de cítricos desde mediados de enero. “En un principio aparecieron en parcelas puntuales, pero tras las altas temperaturas registradas en el mes de enero y las lluvias de las últimas semanas, las pérdidas son más cuantiosas cada día que pasa en el conjunto de zonas productoras”, afirman desde LA UNIÓ.

Ambas organizaciones se manifiestan su satisfacción y agradecen que que Agroseguro haya catalogado el rajado de cítricos como adversidad climática y, por tanto, tenga asociado su propia cobertura.

En este sentido, el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, valora en términos muy positivos “la sensibilidad que ha demostrado Agroseguro en este asunto que amenazaba de lleno la rentabilidad de muchos citricultores en una campaña como la actual marcada por una fuerte disminución de cosecha y la recuperación de los precios en origen”.

“Este es el camino a seguir y por eso queremos continuar colaborando codo con codo con Agroseguro a fin de introducir mejoras que repercutan en beneficio de los agricultores que apuestan por este sistema básico de apoyo a sus rentas”, ha añadido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here