LA UNIÓ de Llauradors  ha alertado de un fuerte incremento de robos de algarrobas durante las últimas semanas en las zonas productoras de la Comunitat Valenciana, ante la impotencia y rabia de los productores que ven cómo en unos minutos pierden su cosecha. Un repunte en los precios de este cultivo podría estar detrás y ser el responsable de este incremento de los robos en los campos.

Los productores se quejan de que esta situación se vive cada año y que, pese a conocerse, no se toman medidas efectivas para poder erradicarla, a la vez que inciden en la existencia de un mercado negro que no se ha sabido erradicar por ls fuerzas de seguridad del Estado.

Los robos provocan un adelanto de la recolección, mientras se pide más control sobre la merCancía que se vende

Precisamente el miedo a perder la cosecha está provocando que los agricultores de las zonas donde hay más robos recolecten la algarroba de forma más avanzada, pues normalmente esas labores se efectúan sobre todo a partir de finales de agosto y septiembre.

LA UNIÓ trasladará a la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana estos hechos para que las fuerzas de seguridad del Estado extremen las labores de vigilancia tanto en campo como con cualquier vehículo o almacén sospechoso de transportar o comerciar con mercancía robada.

Esta organización profesional agraria indica además que los robos se producen porque existe un mercado negro consolidado con compradores seguros. Por eso, LA UNIÓ reclama mayor vigilancia en los campos durante la época de recolección y que posteriormente se controle la procedencia de las algarrobas en la distribución comercial, así como se investiguen aquellos comercios o personas que se dedican presuntamente a comprar algarrobas hurtadas en los campos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here