El incendio de Yeste (Albacete) ha quemado de 1.260 hectáreas, 700 de ellas situadas en el Parque Natural de los Calares del Mundo y de la Sima, y sigue sin ser controlado, aunque el operativo que trabaja en la zona ha establecido una línea de defensa en el 67 por ciento del perímetro del siniestro. Los daños son devastadores, tanto porque ha habido que desalojar a casi medio millar de personas, sino por los daños en explotaciones agrarias, viviendas y en superficie arrasada. En este sentido, muchos de los vecinos y ganaderos de la zona han acusado directamente a los ecologistas de ser los responsables de este incendio por su negativa a que el ganado paste en los montes y ayuden así a erradicar las malas hierbas.

Según recoge Javier López en abc.es, los vecinos responsabilizan de la situación al modelo proteccionista que ha sustituido al sentido común en la gestión del medio ambiente. “Aquí mandan los ecologistas y así nos va. Nos denuncian si cogemos piñas del suelo, si buscamos setas o si limpiamos los arroyos!. La prohibición repercute en el estado de la montaña, cuya superficie, repleta de broza y hojarasca, reunía las condiciones idóneas para alimentar el incendio. “El culpable es quien ha provocado el fuego, desde luego, pero si invirtieran en la limpieza del monte, o si dejaran que pastara el ganado, no estaríamos ahora aquí, a la espera de que nos digan si nos desalojan o no”.

La perimetración del incendio permite albergar esperanzas de que se puedan controlar más rápidamente

Por su parte, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha calificado de “buena noticia” que se haya podido perimetrar el 67 por ciento de la superficie del incendio, ya “permite albergar esperanzas” de que la situación va a ir mejorando a lo largo del día, según ha informado en una nota de prensa la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Martínez Arroyo, que ha hecho estas apreciaciones término de la reunión mantenida en el Centro de Coordinación Operativa (CECOP), ha indicado que “la situación está mejor este sábado de lo que estaba anoche”, aunque se ha mostrado cauto y ha advertido “no podemos bajar la guardia”.

Asimismo, ha explicado que la superficie afectada hasta el momento es de 1.260 hectáreas de masa de pinar carrasco principalmente, muchos de ellos, provenientes de la regeneración que se realizó tras otro incendio de grandes dimensiones que se registró en la zona en 1994.

De ellas, alrededor de 700 hectáreas pertenecen al Parque Natural de los Calares del Mundo y de la Sima, aunque las previsiones apuntan a que el incendio “se va alejando del parque”.

El consejero ha subrayado que es un incendio “complicado” ya que está afectando a una zona escarpada, de barranco, de difícil acceso.

En esta zona está trabajando el dispositivo desplegado para extinguir el incendio, ya que es la más complicada y la que no tiene todavía línea de defensa, por ello en ese 33 por ciento del perímetro se está luchando con medios aéreos y en el que se van a emplear a lo largo de las próximas horas más medios terrestres.

5 Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo con José María Ponce, ya que el sector ecologista serio (porque evidentemente hay de todo, como en todas partes), promueve esa gestión forestal, agrícola y ganadera que es respetuosa con el medio y sus habitantes. Y otra cosa: siempre se critica a los ecologistas como si fueran los tontos de turno que viven fuera, lejos, en otro planeta y no saben leer ni escribir y no se enteran de la película, cuando muchos han nacido y/o viven en el medio rural y ven como se destruye desde fuera… y desde los propios pueblos, con agricultura y ganadería extensivas que no cuestionan los mismos que les critican.

  2. Cuántas hectáreas, del poco monte que queda, han de calcinarse para que dimita el Consejero?
    ¿Por qué no se devuelve la competencia ambiental al gobierno central? ¿Qué nos aporta que nos “gobiernen” desde Toledo en lugar que desde Madrid? ¿Esto es descentralizar?
    Ahora se acuerdan de venir, a ver la enorme pira de toda una comarca desde su puesto de mando, eso sí, con agüita fresca que les pagamos todos y dietas… Aseguraos que no quede nada, para que dependamos de vuestras limosnas y no podamos properar por nosotros mismos.

  3. Y no tiene nada que decir en esta polémica la Junta? O las políticas forestales no condicionan la actuación tanto de agricultores y ganaderos como de los ecologistas?

  4. Decir que los ecologistas impiden coger piñas, setas, limpiar arroyos o sacar el ganado al monte, así, tal cuál, es poco creible, porque son prácticas ancestrales que repercuten muy favorablemente en el monte. Si a lo que se refiere es a limpiar arroyos con excavadoras, pastorear el ganado siempre en la misma zona hasta pelarla o hacerlo en zonas de vegetación fragil, rastrillar los rodales de setas o coger piñas con maquinaria… me lo creeré más.

    • Pues así es, los ecologistas se creen que saben más sobre montes que gentes que llevan viviendo en y de ellos miles de años, y así nos pasa. Vayas donde vayas en este país te encuentras cualquier monte o pinar lleno de broza que es el combustible ideal para la extensión sin control de los incendios. Lo ideal es que la explotación de estos espacios se den a las gentes que los han vivido siempre y dejen de meter el moco gobernantes con sus corruptelas, ecologistas engreídos e industriales de la madera corruptores de ambos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here