La organización agraria La Unión de Extremadura ha anunciado manifestaciones frente a la empresa pública Cetarsa y el Ministerio de Hacienda si la primera no se compromete a mantener la adquisición de todo el tabaco burley o negro de la región.

El secretario técnico de La Unión, Luis Cortés, ha manifestado en rueda de prensa que han tomado esta decisión ante la postura de Cetarsa de reducir en un 50% la contratación de tabaco burley, lo que supondrían 750.000 kilos menos.

Cortés ha apuntado que el burley necesita mucha más mano de obra que el virginia o tabaco rubio puesto que no se puede manufacturar y que es el de mayor producción en la región, con unas 2.000 explotaciones, por lo que “supondría una gran pérdida económica y de empleo”.

“No hay razón de mercado, ni políticas para racanear 20 céntimos a los agricultores en un producto que genera millones en impuestos”

Asimismo ha recordado a la empresa pública que el burley de la región es de “gran calidad” y que “los agricultores extremeños no tienen que pagar las consecuencias de otras regiones, puesto que éste tiene una gran salida en los mercados”.

Asimismo han pedido negociar los precios de compra que ahora se sitúan en 1,49 céntimos de euro el burley y en 2,25 el virginia. La propuesta de La Unión es de 1,90 céntimos de euro el negro y 3 euros por kilo del rubio.

“No hay razón de mercado, ni políticas para racanear 20 céntimos a los agricultores en un producto que genera tantos millones en impuestos”, ha aseverado Cortés.

De no dar marcha atrás Cetarsa, La Unión tiene previsto manifestarse a las puertas de la empresa en Navalmoral de la Mata (Cáceres) el próximo 31 de marzo y de no obtener respuesta se plantearán acudir a las puertas del Ministerio de Hacienda en Madrid.

Además la organización ha solicitado una reunión con el presidente del Partido Popular en Extremadura, José Antonio Monago, para que interceda con el Gobierno central en este asunto, pero Cortés ha indicado que aún no han obtenido respuesta al respecto.

“No vamos a permitir que una empresa pública arruine a las comarcas del Campo Arañuelo y La Vera”, ha aseverado.

La manifestación está prevista una vez que pasen las elecciones al campo, el día 12, para que no se les acuse de “hacer campaña” con este asunto.

Unas elecciones que afrontan “con mucha esperanza porque mientras otros hacen garbanzadas o están metidos en escándalos, nosotros atendemos los problemas de los ganaderos y agricultores de la región”, ha dicho Luis Cortés.

En este sentido ha recordado la manifestación prevista mañana, día 3 en Mérida, para pedir la dimisión del director general de Agricultura y Ganadería, Antonio Cabezas, “por su falta de sensibilidad en la tuberculosis bovina y la multa de 80 millones que tendrá que pagar la región por su negligencia cuando era director de la PAC”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here