Seis ovejas muertas y una veintena más heridas ha sido el resultado final tras un nuevo ataque de lobos en el municipio de Arcones (Segovia), según ha denunciado este jueves 3 de mayo la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL).

Además, la organización ha confirmado en un comunicado que en las últimas semanas se ha detectado un incremento de ataques de lobos al ganado ovino y vacuno a lo largo de la falda de la sierra de Guadarrama.

Aunque desconocen las causas, según la “opinión generalizada” de los ganaderos, el aumento de incidentes podría deberse a una loba que haya parido y tenga mayor necesidad de alimento para sus crías.

UCCL ha criticado la actitud de las diferentes administraciones con competencias en la materia, que han calificado de “pasiva”

No obstante, UCCL ha insistido en que esta situación “no se puede permitir” por los perjuicios económicos que causa a las explotaciones ganaderas, además de los daños anímicos que sufren los propietarios.

Por otra parte, ha criticado la actitud de las diferentes administraciones con competencias en la materia, que han calificado de “pasiva”, mientras los lobos “campan a sus anchas” asustando al ganado con ataques continuados que les generan una situación de “estrés permanente”, lo que influye de forma “determinante” tanto en el manejo como en la productividad de los animales.

Ante la gravedad del problema y el alto número de ovejas muertas, así como de otros animales,desde UCCL han exigido a la Junta de Castilla y León que controle la población de lobos de forma “urgente” y “eficaz” y, en caso de que sea necesario, que elimine los ejemplares problemáticos.

En la misma línea, ha exigido que se indemnice de forma inmediata a las ganaderías por los daños sufridos ante los ataques de lobos que se producen de forma “continuada” en la provincia de Segovia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here