Asaja, UCCL y UPA (que en esta ocasión no irá como la Alianza, sino a título privado tras desligarse COAG de esta protesta),  han convocado protestas provinciales en la Comunidad del 7 al 11 de agosto, a las que se sumará una movilización regional en Valladolid el próximo 30 de agosto con el fin de solicitar a las administraciones central y regional que “ayuden” al campo ante las inclemencias meteorológicas del último año y para exigir ayudas directas para los profesionales agrarios.

Así lo han indicado este viernes 14 los líderes de Asaja, Donaciano Dujo; de UCCL, José Manuel González Palacín, y de UPA, Aurelio González, que pretenden reclamar, a través de estas movilizaciones, cuatro grupos de medidas que beneficien a los agricultores y ganaderos, puesto que ninguna de las instituciones ha puesto, a día de hoy, los recursos “suficientes” y “no han dado la talla”, ha añadido González Palacín.

Exigen condonación del IBI, la reducción o exoneración del pago de tarifas de utilización de agua y de de todas las tasas de la CHD

En primer lugar, en lo que respecta a las medidas de carácter legislativo, reivindicarán la solución de temas burocráticos como la flexibilización de la normativa de la Política Agraria Común (PAC). Asimismo, se requerirá la reducción de medidas fiscales, laborales y tasas aplicadas a agricultores y ganaderos, además de la exención del pago de cuotas a la Seguridad Social por el período equivalente a una campaña agrícola, es decir, durante un año.

También en el marco de las medidas fiscales, las organización solicitarán un condonación del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y la reducción o exoneración del pago de tarifas de utilización de agua y cánones de regulación para la campaña 2017, así como la exoneración de todas las tasas que cobra la Confederación Hidrográfica del Duero (CDH).

Del mismo modo, requerirán, en el ámbito de ayudas directas de financiación y préstamos, la implantación de las ayudas directas de hasta 15.000 euros que permite la Unión Europea (UE) en función de las unidades productivas de superficie o ganado de cada explotación, entre otras peticiones.

En cuatro lugar, exigirán una mejora de los seguros en cuanto a coberturas, ayudas y presupuestos para hacerlos “más atractivos” para los agricultores, y que no se siga la máxima de “lo que es asegurable no es subvencionable”, ha apostillado Dujo.

1.500 millones de euros de pérdidas en Castilla y León respecto al ejercicio anterior

Además, reclamarán un plan de modernización de regadíos, el establecimiento de ayudas específicas para sufragar los gastos de manutención de la ganadería, y solicitarán el apoyo específico de las diputaciones provinciales para subvencionar el coste de semillas y fertilizantes, entre otras.

Por último, han demandado la constitución de una mesa de seguimiento sobre la evolución de la sequía, que, sumada a las heladas, este año ha supuesto un total de 1.500 millones de euros de pérdidas en Castilla y León respecto al ejercicio anterior, según ha explicado el líder de Asaja.

Por su parte, José Manuel González Palacín ha calificado la sequía sufrida entre los meses de abril y mayo como la “peor” de los últimos 30 años y ha apuntado que “ninguna” explotación puede “venirse abajo” por un año mala cosecha.

En este sentido, ha destacado al sector agrario como el “más importante” de Castilla y León, puesto que supone un 20 por ciento del PIB y sin él, no habría “nada” en la Comunidad. Además, ha asegurado que si el acceso a los préstamos es tan “complicado”, también lo será su devolución.

Al hilo de esto, el representante de UCCL y el de UPA, Aurelio González, han coincidido en sus acusaciones a la “cerrazón” tanto de la consejera de Agricultura como de la propia Junta de Castilla y León, respectivamente, por haber impuesto la financiación de intereses y préstamos como única medida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here