La Unión de Extremadura ha advertido este jueves 5 de que el sector del arroz extremeño “va a perder esta campaña 9,2 millones de euros” debido a los golpes de calor, ya que se prevé una facturación por la cosecha de unos 29,90 millones cuando en la pasada campaña ascendió a 39,10 millones.

Esta descenso se debe a “la pérdida de hasta 2 toneladas por hectárea de rendimiento de la mayor parte de las variedades de arroz en la región”, según ha asegurado en una nota de prensa.

Ha insistido en que la campaña de recolección de arroz en Extremadura, que está finalizando en estos momentos, está siendo “muy negativa” debido a la escasa cosecha como consecuencia de los golpes de calor producidos este verano.

La Unión advierte de que “numerosos los agricultores que van a abandonar este cultivo por falta de rentabilidad”

Así, mientras que la campaña pasada se aproximó a las 163.000 toneladas, este año apenas se van a alcanzar las 124.500 toneladas, lo que supone “alrededor de 38,5 millones de kilos de arroz menos que el año pasado”.

La organización ha alertado de que el sector del arroz extremeño, uno de los “más rentables” hace unos años, está “en alarmante retroceso” en Extremadura debido a “los altos costes de producción, bajos precios y alta fiscalidad”, retroceso que se “va a agravar este año con la merma de alrededor de un 24 % de la producción”.

Ha subrayado que Extremadura es una región “privilegiada” para el cultivo del arroz ya que se dan en ella todos los elementos necesarios para el incremento del cultivo: “agua, buena climatología, tierras de calidad y buenos profesionales”.

Pero, ha añadido, si la administración “no deja de mirarse el ombligo” y empieza a estudiar una serie de ayudas al sector agrario, tanto para las producciones afectadas por la sequía como las afectadas por el excesivo calor, serán “numerosos los agricultores que van a abandonar este cultivo por falta de rentabilidad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here