Menos de 24 horas después de que Màxim Huerta, ya ex ministro de Cultura y Educación, se viera forzado a dimitir tras conocerse que defraudó a Hacienda, el circo político en España sigue muy presente después de que el PP haya pedido la dimisión del ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, tras conocerse que está imputado en un presunto caso de robo de agua en el entorno de Doñana. “Hoy sabemos que Sánchez nombró a Luis Planas ministro de agricultura estando imputado. Sólo hay una salida: Planas debe dimitir y Sánchez dar explicaciones”, ha expuesto Teodoro García Egea, portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados.

El PP apela a unas palabras del propio presidente del Gobierno, que en un mensaje en las redes sociales en agosto de 2016 aseguró: “No incluimos diputados en listas. Nuestro código ético y el convenio con Transparencia Internacional lo impiden”.

La jueza le acusa de un delito cuando era consejero andaluz, pero la Fiscalía de Medio Ambiente no aprecia ningún delito

El caso en cuestión, según recoge Europa Press, se remonta a 2016, año desde el que el actual ministro está investigado (imputado) en una causa sobre el robo de agua en Doñana. La juez instructora encargada del caso le acusa de un delito medioambiental por haber consentido supuestamente las captaciones de agua ilegales cuando fue consejero de Agricultura en Andalucía, entre 2012 y 2013. Sin embargo, la Fiscalía de Medio Ambiente de Huelva, que prepara ya el escrito en el que se desimputa al ministro por no aprecia delito en su actuación.

“Ya di mi versión, y ni yo era competente, ni he tenido intervención alguna ni tenía conocimiento”, ha dicho Planas en la sede del Ministerio de Agricultura, con motivo de una reunión con los consejeros autonómicos del ramo para hablar de agricultura y pesca. Asimismo, ha afirmado que confía “plenamente” en que el proceso judicial termine con su desimputación y ha rechazado al posibilidad de una dimisión.

Eso sí, el ministro ha confirmado que el caso es “absolutamente fidedigno”, intentando exculpase al señalar que él “no estaba en la Consejería” cuando se produjeron los hechos delictivos. Además, ha argumentado que en los años 90 la Junta “transfirió” al Ayuntamiento de Almonte, que hizo a su vez otra a unos agricultores. “Ha habido al parecer unos expedientes en relación con riesgos sin autorización”.

1 Comentario

  1. Yo pensaba que en este portal se publicaban noticias interesantes en el ámbito de la agricultura. Con este titular os habéis desenmascarado. Como bien sabéis es un tema que no va a tener ningún recorrido, y lo usáis para hablar de circo. Da la impresión de que hubiera nostalgia de épocas corruptas…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here